jueves, 29 de mayo de 2008

Madrid (29 de mayo de 2008) - Fin de feria

Acababa hoy la feria para mí. No podré ver ni Adolfos ni Victorinos. Volveré la próxima semana para esa buena feria con una denominación tan desafortunada ("del aniversario"). Feria que demuestra que, estando como estamos en uno de los mejores momentos en cuanto a número de toreros, una feria de interés en Madrid no puede ser de más de dos semanas.

La corrida de Palha ha resultado interesante, con los seis toros interesantes, aunque dispusieron de bravura en diferentes intensidades. Todos aparatosos de pitones, destacando el primero. Al tercero se le dio la vuelta al ruedo. No sé muy bien si por méritos propios o por la extraordinaria y generosa lidia que le dio Luis Bolívar, que lució al toro en todos los tercios. En especial, en el de muleta, en el que lo dejó venir desde lejos y galopando en varias series.

Fuera de esto, la corrida transcurrió entre la sensación de que a estos animales se les podría haber sacado mucho más. Que no eran, para nada, alimañas. Pero que su lidia requiere una forma, inteligencia y rapidez que es muy difícil adquirir si no es toreando mucho más y en sitios serios.

En resumen, feria con muy poco reseñable en el aspecto artístico y algunos toros y ganadería que podrían haber tenido más suerte en la elección de sus lidiadores.

No hay comentarios: