miércoles, 29 de abril de 2009

Réquiem

Escorias del Puerto de San Lorenzo
Cid
Castella
Luque
(29 de Abril)


Los “animales” anunciados eran del Puerto y Ventana de San Lorenzo y ciertamente nos han infundido una tristeza propia de la Soledad de San Ídem, mi querida Hermandad, que tan tristemente cierra la Semana Santa el Sábado Santo de todas las amarguras.

“Que sola la Soledad
camino de San Lorenzo
por la luna acompañá”

que dijo Rodríguez Buzón.

Igualmente solos y abatidos han quedado el Cid y Castella con los toros podridos, mansos, sin fuerza, sin nada de nada de nada que han frustrado todas las esperanzas de su cartucho final.

Castella se entregó en el primero de su lote, uno de estos toros del vacío con algún eco en el tendido, con un toreo muy técnico, robándole pases a la nada, al más puro estilo de ¿Ponce?

El Cid prosigue su travesía en el desierto... y parece que va a ser para largo.

Por su parte Daniel Luque arrancó una oreja al último de una tarde infinita de 3 horas de sol y aburrimiento (salvo las banderillas de la cuadrilla del Cid).

La clásica oreja fácil con lo que todavía quedaba de un público extenuado, en contra de la empresa, cabreado hasta el límite por el nulo juego de las sabandijas. Pero había que estar allí y aguantar las tarascadas del bicho. Lo hizo y muy bien. Se lo premiaron. Vale.

Después de hoy y con mas de 90 toros corridos hemos perdido toda esperanza de Resurrección.

La fiesta esta herida de muerte, como en los años 90.

Hay que llamar a los genetistas, que se toree la oveja Dolly, pero en toro indultado. Y que la variedad del juego esté en la variedad de la lidia (donde caiga la puya).

O que se hagan mezclas raras: Miuras con Domecq, Saltillo con Partido de Resina.

O que se compren toros más caros.

A estas alturas de la feria estamos sumidos en el más alto y desesperanzado aburrimiento que es una de las formas de la Soledad.

De San Lorenzo.


Al vuelo: cuando la empresa nos remitió por navidad el listado de las ganaderías ¿era un christmas o una anticipada esquela?

Se escuchaba un repetido estornudo en los tendidos, el autor llevaba un sombrero mejicano al cuello, nos miramos unos a otros estremecidos... lo que nos faltaba, la gripe bovina, la máscara de la muerte roja.

Requiem æternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis (Dales Señor, el eterno descanso, y que la luz perpetua los ilumine, Señor.)

La canción de la más alta hora


Juan Pedro (gatos y burros)
Ponce
Morante y el misterio
Nazaré (alternativa)
(28 de Abril)

Que se sepa, cuando alguien gritó ¡música! en el tercero de la tarde, el aficionado que replicó “¡la música está abajo, en el ruedo!” era un servidor, tan poco dado a los exabruptos, pero rendido ante la más absoluta emoción: con toro, sin toro, con embestida, sin embestida, daba igual, al hilo de las tablas del sol se produjo la belleza, la belleza inextricablemente imbricada al sentimiento más hondo.

Si el toreo de Morante es expresivo, la expresividad alcanzó sus más altas cotas en la faena a este toro, se vació por completo, exprimiendo cada embestida al servicio del esplendor, llegando, en el colmo del lirismo, a la cita culturalista: cites de frente entre pitón y pitón como los de Pepe Luis y Manolo Vázquez. El toreo valiente y natural. Naturales limpios, naturales rotos, trincheras y trincherillas hondas y salvajes. Daba igual que el toro no valiera, como el cantaor sin recursos ni garganta nos conmueve con la pena negra y subterránea, así chilló de trágica la plaza, así gritaba su tragedia la faena.

No era el duende y la gracia, el giro enlazado y la cadera rota adecuada para la embestida alegre, era la soledad sonora, la música callada del toreo que no necesitó más melodía que la del aislado aviso, cornetín que preludiaba el fin de la gloria pura. Solo de viento y tristeza fugaz.

La pieza que compuso Morante era de filiación angustiante como la de la Beneficiencia en Madrid de 2007, una alta elegía sonora, una soleá en la que le iba poniendo alfileres de sangre roja y ritmos tersos a la gran degolladora.

Se lidiaron uno burros descastados y putrefactos de Juan Pedro Domecq.

Anduvieron por allí Enrique Ponce, que esta ausente, y Antonio Nazaré que tomó la alternativa: no es justo que al toricantano y al catedrático les echen esa porquería.

Pero de la porquería cristalizan brillantes, como los pases, uno tras otro, soledad tras soledad, uno a uno, pétalos de Morante.

Como la corola de orquídea fucsia en la que se durmió el tiempo y el toro al vuelo del capote antes de que en el río del albero se escribiera esta faena de agua triste y fugaz.

La canción de la más alta hora.

martes, 28 de abril de 2009

Mis contradicciones


Toros de Daniel Ruiz y Gavira
Rivera Ordoñez
Juli
Manzanares
(27 de Abril)

Alguien debería haber explicado al gallinero solar de esta tarde, a estas cluecas de hormonas revenidas que no se dice ¡olé! sino ¡HOLA!

Finalmente no objeté, por eso de que el Juli podría hacer una “Lopesina” al toro de RO y llegué en punto a la Plaza, pero eso sí, esta vez lo hice en tranvía hasta la catedral para no ser menos extravagante que el cartel en el que un medallista se anuncia con una artista de verdad y el príncipe de los toreros, como decíamos ayer.


El Juli en su primero volvió a dictar una lección maestra de dominio, valor y temple. El toro era agresivo y él lo dejó anonadado hasta cobrar, aunque los puristas dicen que trasera, la estocada de la feria. Es una pena que no le hubiera tocada en suerte el segundo de RO: hubiera salido por la Puerta del Príncipe, seguro.

Lo de RO, con lo del Hola queda dicho, aunque delimitemos nuestro respeto por el que está delante de la cara de un toro. Salió prendido al entrar a matar y tuvo suerte, estamos teniendo mucha suerte esta feria…, ya lo verán ustedes repetido en cientos de miles de programas que no hablarán de la faena al sexto de Manzanares. La verdad es que fue espeluznante.

Nuevamente la Noche del Alumbrado, el principio de la feria, ese lugar que un sevillano fino y frío no habría de pisar nunca, ese escaparate de don guidos, etc., digo que el principio de la feria nuevamente fue alumbrado con una contundente faena de Manzanares.

Aún así, es el principio de la fiesta (y el hecho de que la faena fuera de menos a más) lo que motivó la desaforada petición de la segunda oreja (que a la postre es lo de menos). En definitiva la gente tiene que contarse algo mientras come y qué mejor, ahora que la portada son los arcos de la Maestranza, que encender la Plaza de pañuelos y decir por ahí que se vio algo único.

La ejecución de la estocada sucedió lejos de mi balcón, por lo que no tengo un elemento de juicio suficiente, sólo podría desengañarme la siempre engañosa repetición de las televisiones. Si fue tan buena como parece a lo mejor tal vez quizá oreja y media.

O mejor: oreja con bronca y dos vueltas, porque era curioso ver cómo todo el mundo la pedía para luego decir: no era de dos orejas.

¿La pedí, no la pedí? La segunda la da la presidenta, así que da igual ¿o no? No la pedí.

De las tres grandes faenas de Manzanares en los últimos años ésta, aunque haya ido de menos a más, ha sido la menos completa, fue en el ya lejano 2007 cuando hizo la labor más compacta y de empaque, en el 2008 fue una lluvia literal y justificada de arte y en este 2009 creo que le ha faltado argumento, o como dice mi amigo Santos, -al referirse a otras faenas que de esta su opinión no la tengo- estructura.

Tuvo un principio perfecto: el toro merecía esos doblones por bajo, un torero artista debe empezar por dominar al toro y decirle, aquí estoy yo y un desenlace precioso, con una última tanda estremecedora, pero en mitad de la faena (¡hubo un tincherazo prodigioso que vale por diez orejas! y ¡dos o tres de pecho inmensos, aguantando un mundo!) le costó un algo acoplarse con el toro y encontrar el tempo justo. Quizá el toro era muy complicado y yo no he sabido verlo, desde luego yo mismo entro en contradicción en mi reseña porque los naturales y las series limpias fueron de mucha enjundia, pero creo que estos premios se deben dar a la faena perfecta y que a Manzanares le faltó un algo más de inspiración o experiencia (aunque fue el único que vio al toro) para anudar de principio a fin algo verdaderamente inolvidable (que lo ha sido).

Creo que esa falta de inspiración (¡aunque los trincherazos que inspirados fueron!) se puso de manifiesto al faltar el clásico cambio de manos Manzanare's Trade Mark y que hubiera hecho crujir la Plaza como el velo del templo.


El jueves se mide con Talavante. ¿Quién será el triunfador de la feria? Veo a Manzanares más puesto, pero más natural y a artista a Alejandro.

Y mientras tanto esta tarde toma la alternativa Nazaré (el mejor novillero sevillano con Oliva Soto y Miguel Ángel Delgado que hemos visto estos años) de mano de Ponce y con Morante de testigo.

¡Ahí es nada, esperemos que la empresa Pagés no haya quitado el toldo que salvó la tarde del domingo tras la ruina del paseo de los enganches, otro lugar al que ningún sevillano fino y frío debiera acudir!

¿Y quién soy yo para decir lo que debe hacerse o no? Un abonado de sol con conciencia de clase taurina y afición a contradecirse, nada más, pero nada menos.

No es la oreja de Van Gogh


¿Toros? de Jandilla
Finito
Morante
Castella
(26 de abril)



Que Morante cortase una oreja al quinto de la tarde, por la generosidad de la Plaza que aprueba feliz la disposición del torero al que espera este martes con toda la ilusión del primer día de farolillos, no deja de ser una coartada para que Jandilla regrese el año que viene.

Y no.

La corrida no es que fuera mansa, descastada, débil, es que no exisitió.

A Castella se le murió su primero de un colapso y en su segundo cuando apuntaba un buen toreo, a la segunda tanda el gas se fue. Es injusto que con la disposición que viene este torero a Sevilla se encuentre con estos bueyes.

En cuanto a Finito, pues lo mismo que lo de Jandilla, y eso que su segundo si permitía el lucimiento y algún derechazo templado y largo dio, pero fuera de cacho.

Lo que sucede con los Rafaelillos, Joselillos, Vilches y Barreras de cada año debería pasarle a los toros de Jandilla: que no vuelvan

¿No se pasan el invierno haciendo tientas, reseñando reses y probando vacas? Pues para algo debería valer. En fin, se dedicarán a las barbacoas o al pijerío, si no, no se entiende, que traigan lo primero que encuentren por ahí que tenga cuernos… y no me den ideas.

Quizá la resaca del buen toreo de la tarde anterior o la moruchada de Jandilla nos impidió disfrutar de la faena de Morante: no hubo duende, pero sí gracia, no hubo hondura., pero sí técnica. Y valor, mucho valor, pero él puede matar mejor a los toros todavía.

No es Curro, no debemos conformarnos con unas gotas, hace falta el arrebatamiento hasta que retiemblen los muros de la Giralda.

A ver si hoy, cuando escribo estas líneas.

lunes, 27 de abril de 2009

El Príncipe Natural

Toros del Ventorrillo
Juli
Cid
Talavante
(Sábado, 25 Abril)

No habíamos visto torear con tanta naturalidad al natural o aún torear, sin más matices, desde la ocasión en la que Alejandro Talavante salió, hace dos años, por La Puerta del Príncipe.

En el tercero de la tarde se ha repetido el prodigio que tanta falta le hacía a este torero del ON y del OFF o, más taurinamente, del SOL y de la SOMBRA.

Cuando Alejandro está ON todo discurre con dulzura, suavidad, elegancia y, sobre todo, naturalidad. El Sol brilla en la plaza y el toro parece un delfín, así de lisa es la embestida. Porque no se trata sólo de estar delante de la cara del toro sin trasladar miedo o lucha, es algo más. La muleta se mueve como un telar que fluye y el toro va dominado tras la lanzadera. ¡Cuánta belleza en los cambios de mano, en la lentitud plástica de los naturales! ¡Y cómo cae la muleta en los kikirikís y trincherillas!

Adquiere más valor esta faena en tanto en cuanto lo hemos podido comparar con JT a cuya sombra indirecta creció el fenómeno, para certificar que es otra cosa... puede que mejor, pero....

... cuando está en SOMBRA es un ser desmedrado, inútil, ausente. Lamentamos que no hiciera un esfuerzo en su sexto toro, porque, aunque no fuera adecuado para el toreo, con un arrimón hubiese descerrajado la puerta de la gloria.

Y JT rara vez esta OFF

Una famosa tonadillera de Cáceres nos encargó una letra para unos pasodobles dedicados a toreros extremeños (Ferrera, Talavante, Perera) que debieron haberse estrenado durante la feria de Olivenza y que, sirva de recado, no sabemos todavía si serán estrenados en la feria de Cáceres...

En el caso de Talavante ponderábamos precisamente el natural cósmico, el solo natural que abrió la Puerta del Príncipe y que hemos vuelto a ver. Un adelanto de la letra –entiéndase sometida a los esquema del género por los escasos puristas lectores poéticos- y esperemos a Mayo para darla completa.

Pon muy plana la muleta
que el toro viene de lejos,
y pon la tarde violeta
con la luz de tus reflejos

Echa la pata “p’alante,”
torero de Badajoz,
sobre el albero maestrante
un natural de diamante
te coronó emperador.
Alejandro Talavante
torero de Puerta Grande
y de pellizco y valor.


En aquella ocasión vestía un terno lila, parece que esta vez repetía el traje de su reciente fracaso ¿o no fue tal (los que saben dicen que no)? en la encerrona de Madrid, pero lo de la Puerta Grande para este Alejandro Magno esta vez no fue. Por desidia OFF.


El Cid, con el shock de los Victorinos y el apunte de la cogida no se encontró a sí mismo. El primero de sus toros no reunía condiciones, pero su comportamiento bronco, acompañado de cierto brío en la embestida sí que era apropiado para su toreo. Se enfadó el espada porque no le concedieran la oreja del excelente quinto, pero es que se lo dejó escapar. El toro venía de muy lejos e hizo muy bien en traerlo toreado, éste el toreo puro que emociona, el de Curro Vázquez y Antoñete, pero lo ahogó. ¿Qué hacía buscando la muleta debajo de la cornamenta? Una pena, porque la tarde pudo ser perfecta cuasi.


Juli nació siendo un principito y es ahora el Príncipe de los toreros, qué pundonor, qué majestad, qué gallardía, qué cabeza fría y todo lo que se diga es poco. Se reivindicó como primerísima figura del toreo. Al primero lo sometió y dominó, sacando series muy buenas y rematando con una perfecta estocada. Pero es que al segundo llegó a torearlo con la mirada, dejándolo quieto en su sitio, aguantándole tanto que el toro quedó anulado, tanto que no le pudo dar el estoconazo que lo hubiera sacado a este Príncipe por su Puerta.

Es el Príncipe de los Toreros, Juli el nuevo Joselito.

Estoy convencido de que va a ser este lunes.

¡Por fin una tarde de toros! ¡Ya no sabíamos qué era eso!

Y con casi dos príncipes y un encierro magnífico porque, digan los puristas del primer tercio lo que digan, si ha habido espectáculo es porque ha habido toros.

sábado, 25 de abril de 2009

Imposible

Toros del Torreón
Ponce
Manzanares
Daniel Luque

La fiesta de los toros sólo existe en la imaginación como sabe el buen aficionado. El noventa por ciento de las corridas de triunfo en plazas televisadas de segunda para abajo son como el descompuesto espectáculo de hoy.

La cámara, cuando se retransmiten estos festejos menores suele engañar a los espectadores tanto como los locutores. Retransmitida por Canal Sur hoy hubiéramos tenido la corrida del siglo en Villaluenga. Parecería que Ponce hubiera hecho algo en su primero, pero se hizo un lío, que fue mayor en el segundo. Muy frío, demasiado fácil. Su cruz.

Manzanares dio tres tandas bellísimas y un cambio de manos que justifican la visita a la plaza, pero no pudo o no supo componer una faena sólida.

Daniel Luque ni paró a los toros ni se quedó quieto, en tiempos de Pererismo y Tomismo hay que tragar más, aunque aguantó con mucho valor a su último. Por TV hubiera parecido épico

En el último toro lo más grande la tarde fue un tercio de banderillas glorioso.

Ha habido dos o tres puyazos espléndidos.

Y nos hemos aburrido otra tarde más, sin toros ni toreros.

Sin embargo júntense los ingredientes anteriores y pónganle las verónicas de Morante de ayer y la estocada de Joselillo o Rafaelillo con el toro que le salió a Bolívar y tendrán una fiesta soñada.

Una fiesta imposible.

Al vuelo: la espada de Manzanares parece que tuviera un taladro remoto... sin descabello istantáneo.

viernes, 24 de abril de 2009

¿Victorio o Lucchino?

dicen que Victorinos
Morante
Cid


Desde que el modisto Vittorio se puso Victorio ya nada es igual en las dehesas de Cáceres ni en la Plaza de Sevilla, da lo mismo que salga el toro del corral que del armario, que no sabe uno por donde van a salir.

Con lo regulares que han sido los dos últimos años, que ya se hablaba de un Jueves más que brillaba más que el sol.

Estos toros, ¿eran de Victorio o eran de Lucchino?

Yo creo que eran de la camada del Zalduendo del jamón-jamón, o que estaban drogados como Lorenzo... como Lorenzo sospecha, no se confundan, que él solo se coloca con incienso.

En el mano a mano crítico le cedo a Lorenzo los trastos (léase blackberry nunca mejor dicho) que yo me voy a perfilar verónicas por Los Palacios, donde debuto con erales.

Quiero decir que mañana doy una conferencia en un Instituto casi en tierras marismeñas. Algo se dirá de este blog torero...

Con eso esta dicho todo juzgada la corrida desde la perspectiva de nuestra expectación.

Pero hemos visto al Cid pelearse con sus tres oponentes y trazar largos naturales, alguno de cartel.

Pero hemos visto a Morante para el tiempo en unos lances a la verónica soberbios.

Como lo fue todo el toreo de capa.

Los demás no nos han dado tanto, ni tan poco.


El capote bordado ¿de Victorio? ¿de Lucchino?

Al vuelo: estos madrileños que piden el cambio de los toros se creen que también aquí sale Florito, van a perder el Ave.

jueves, 23 de abril de 2009

Victorinos

¿Y esta cándida ilusión del aficionado, esta expectación, esta felicidad presentida?

Ay las vísperas, siempre las vísperas.

miércoles, 22 de abril de 2009

BBBB

Toros de Peñajara
Antonio Barrera
Luis Bautista
Luis Bolívar

Cuando uno ha pensado titular como finalmente ha titulado -BBBB- es que muy mal iban las cosas.

Y es que, asfixiado por el sol y el aburrimiento, caía en la cuenta de que vamos siguiendo el orden alfabético: Barrera, Bautista, Bolívar, con toros que, aunque son de Peñajara, pastan en Badajoz y tienen procedencia de Baltasar Ibán (también con B). Ayer vino la A-aguilar y mañana sigue el C-id. (Este año en Madrid lo van a saber muy bien, anda que no van a aprender nombres que no están ni en el Cossío de la novillería...)

Y mucho de Ibán tenían los toros, con los cuernos que parecían los palos de un barco, o la misma luna, pero cada punta en un barrio, una punta en el Arenal, la otra en Triana.

¡Qué arboladura la del primero!

Hoy -dejemos el vino bueno -con v y con b- para el final- los detalles han estado en todos los tercios menos en el de muerte. Los caballos de la Plaza han estado muy toreros en los cites, con anhelo de rejoneo, y ha habido pares soberbios, debido a la envergadura de las ramas del balcón que daban a la suerte mucha mérito. Pasar por ahí debe de ser difícilisimo incluso con el toro disecado.

Fue muy dramático el primer par en el que el de plata se tuvo que agarrar al cuchillo que iba a descerrejarlo. En esos cuernos pasaba un arco voltaico. Otra vez el capote del ángel de los toreros.


Pero en el capote también hemos visto muchos detalles, la alegría selvática de Bolívar en las ceñidas gaoneras y la extrema elegancia de Juan Bautista a la verónica, que es una pena que no haya tenido más suerte con los toros.

Barrera lo mejor que ha hecho fue matar a su primero y sobrevivir a la corrida, por encima de los animales, que no es poco visto lo que ha salido.

Bautista le hizo al segundo una extraña llave de Judo, porque en un pase por bajo lo hizo girar sobre su cuello, lo que valió por, al menos, dos puyazos más. Cualquiera que no conozca las reglas de la fiesta hubiera tenido la sensación de que es una suerte más del toreo. Quedó muy quebrantado el animal y ya todo fue humo. Aún así ha habido detalles, pinceladas, de un toreo angelical muy puro. El año pasado no pudo ser por la lluvia, a ver cómo se le da la temporada y ojalá que vuelva.

Y al final Simón -que no Luis- Bolívar, porque nos independizó del aburrimiento absoluto en donde el sol nos ponía. Ya en su primero mostró maneras muy dominadoras, echándose al toro por bajo, sometiéndolo, como debe hacerse con estos toracos, macheteando al toro con estilo, como no ha hecho ninguno otro matador en esta fase torista.

Sin embargo lo del segundo ha sido magnífico, de momento la primera oreja de peso, no sólo por el peso del descomunal toro, que era de una belleza absoluta con una capa que tenía todos los matices del café y la leche, sino por la aparente sosería del animal que adolecía del mismo defecto que sus hermanos, la distracción y la embestida a oleadas broncas.

Han sido cuatro serires, pero Bolívar ha aguntado muy firme el arreón primero del toro y ligado muletazos si no muy plásticos sí muy limpios, de trazo largo y puro, con algún cambio de mano espléndido y un final por bajo de mucho sabor. Y lo ha rematado por todo lo alto de un espadazo.

Las condiciones del toro no han permitido más, pero que más queremos si estábamos al BBBBorde del aBBBBismo y hemos podido gritar hasta cuatro veces ¡Bien!¡Bien!¡Bien!¡Bien!

Al vuelo: ¿pasará, no pasará? ¡Ay si pasa! ¡Casi nunca pasa, pero...! ¿Y si pasa? Mañana puede cambiar nuesta vida taurina, como aquella tarde de Joselito en su goyesca, la de Curro en la de la Cruz Roja, la reaparición de JT... ¡Ay si pasa! Los corazones van a mil por hora, mañana hay que ir bien dormido, comido y descansado, mañana empieza la feria, mañana es el Everest. Lo próximo que salga por los toriles será un toro de Victorino, y por la puerta de cuadrillas pasarán el Cid y Morante. Mano a Mano. ¿Y si salen los dos por la puerta que mira al río?

martes, 21 de abril de 2009

Fundidos

Hoy toreaba el Fundi y había toros en los corrales fundidos en un un molde de bronce, toros con mucho fundamento y fondo de estampa clásica y guerrera, hoy los corrales eran una fundición de toros de Osborne, para hacer el toreo (dicen) fundamental.

Pero igual que al Fundi se le han fundido las banderillas, que ya no pone, y parecía que la plaza se fundía por el inmenso calor que hacía, después del cuarto toro y pese a la oreja de Cortés en el anterior se nos han fundido a todos los plomos, si alguna vez estuvieron bien conectados.

El momento álgido de la corrida fue el tercer toro, al que se le hizo una lidia muy buena: fue picado excepcionalmente y fue atronadora la ovación al banderillero de Salvador Cortés (aquí es donde el cronista local pone eso de cómo Sevilla aprecia los detalles, etc.).


El toro tenía un son excelente e iba muy bien por ambos pitones, pero por el derecho le hizo un derrote a Cortés que lo descompuso. A a pesar de seguir toreando bien, perdió la vibración que el animal merecía, y el torero no terminó de confiarse. Certera la estocada y orejera la Plaza. Lo más bonito de la faena fue un cambio de mano inicial y algunos pases con ritmo por el derecho, pero el toro quería más y el no se la puso, la muleta.

Estuvo muy bien aquí el quite del Fundi por chicuelinas con un remate de media precioso. Y no anduvo mal a la verónica el titular del astado, Cortés, queremos decir.

Pero el mérito era del toro, que para ser de Palha ha resultado un toro Palatino.

En el cuarto continuó la tónica con el capote del Fundi que lo templó y cuajó a la verónica e incluso intentó un galleo hasta que se partió el capote y, con el calor, acabamos siendo una fondue, una amalgama de asiento y público, sol y moscas, y guiris, hartos de aburrirnos.

De Sergio Aguilar sólo decir que debe ponerle velas a todas la vírgenes de Sevilla porque resucitó después del quite que intentó al primero de la tarde, el toro muy astifino le partió la chaqueta. Ha estado a un centímetro de quedarse en el albero. Pero es que también le pasó en el segundo suyo, que lo dejó rodando, como si tuviera un imán para los cuernos. Mucha voluntad y nada más.

La corrida muy bronca, muy agresiva, con mucho sentido y malas intenciones.


Al vuelo: sólo hablamos ya de la corrida del 24. Pero nos tememos que si nos traen a los Chopera madrileños, esta corrida sería un mano a mano entre Joselillo y Rafelillo con toros del Conde del Macillo.

lunes, 20 de abril de 2009

El heredero del Fundi

Del Conde de la Maza para

Rafaelillo
Luis Vilches
Joselillo


Los toros del Conde han sido ásperos, duros, rabiosos, con sentido. Una corrida muy dura.

Luis Vilches ha podido cuajar una faena buena, pero ha marrado con la espada. Yo creo que, aunque ha llorado en la plaza de rabia, al final es para su bien, algún muletazo tuvo compás y gusto, pero no parece haber sido elegido por los dioses. Su toreo, aunque digno, es vulgar. Le tocó el mejor toro para el toreo que ha salido hasta ahora, toro fiero que exigía. Él estuvo a la altura del toro, pero no a la altura del arte. Como digo perdió una oreja por la espada. Si su toreo fuera más hondo daría igual la pérdida, pero ¡ay! se necesita en los despachos. Yo creo que se ha ganado repetir el 15 de Agosto.

Joselillo ha matado muy bien el primero suyo entrando de frente, rebotado y prendido, una estocada cumbre, pero nada más. Tuvo un sexto toro que peleó espectacularmente en varas -las cuadrillas estuvieron fatal cuasi abandonando al picador- y que tenía más tranco y son, y del que podría haberse esperado más.

Creo que Rafaelillo va a ser el nuevo Fundi, todos han estado valientes, pero él traslada una intensificación de ese valor por su fisonomía recortada. Al primero lo aguantó un mundo y lo fulminó con la espada. Esto es fundamental, a estos toracos a los que no se les puede hacer nada hay que matarlos, esta muerte fue además una lucha en igualdad, una cacería, porque el toro lo esperaba y se arrancaba al principio del embroque. En el sexto se fue a la puerta de chiqueros, cuando sonaba una estridente ambulancia por el Paseo de Colón que no presagiaba nada bueno, salió el toro, como una hora después de abrir el chiquero, que es lo que tiene este portón del mucho miedo grande. El toro se defendió y no pasó. Rafaelillo quedó inerme y un capote flotó en el aire, como una cortinilla entre toro y torero. También fue muy ovacionada la muerte de este toro y la afición lo ha reconocido con cariño. De la terna de -illos, éste es el que ha venido para quedarse, pero le espera un camino de rastrojos y miuras que da grima pensarlo. Mañana viene el Fundi. Que se lo pregunte a él.

Al vuelo: un sombrero de jipijapa que se deslizaba por el albero muy veloz y rasante parecía el espíritu de Juncal en la Maestranza. En la meseta de toriles se sienta un intento de Miles Davis.

domingo, 19 de abril de 2009

Pegasos

Rejones
Bohórquez al toro
Bohórquez al caballo
PHM
Ventura

Pegasos, lindos pegasos

Pegasos, lindos pegasos,
caballitos de madera...

Yo conocí siendo niño,
la alegría de dar vueltas
sobre un corcel colorado,
en una noche de fiesta.

En el aire polvoriento
chispeaban las candelas,
y la noche azul ardía
toda sembrada de estrellas.

¡Alegrías infantiles
que cuestan una moneda
de cobre, lindos pegasos,
caballitos de madera!

Antonio Machado

Pero como ya no soy un niño y el caballito voló, no he ido este año a ver la función del carrusel.

El poema de A. M. es -salvo por lo de la moneda, que es ahora una morterá- una crónica adecuada para cualquier tarde de rejoneo.

Pero ya no somos tan niños...

Al vuelo: en el cartel de mañana están JOSELILLO, RAFELILLO y Luis Vilches ¿o LUISILLO? Pero los toros (del Conde de la Maza ¿o el Macillo?) serán más toracos que torillos...

Madrid (19 de abril de 2009) - Las enseñanzas del concurso

Tarde de corrida Concurso de ganadería con reses del encaste Saltillo-Santa Coloma (Juan Luis Fraile, Moreno de Silva, Cuadri, José Escolar, Adolfo Martín y Pablo Mayoral). Frente a ellos Aníbal Ruiz, Jesús Millán y Sergio Martínez.

Lo que debía ser un espectáculo de veneración al toro, una selección de lo mejor de cada ganadería y un ejemplo de la lidia que requieren los animales de este particular encaste se ha quedado en una demostración de buena voluntad de los dos primeros lidiadores (Ruiz y Millán) y la manifiesta falta de experiencia y probablemente de facultades de Sergio Martínez.

Y en cuanto a los animales, sólo destacó mínimamente el primero (Fraile) y con algo más de rotundidad el quinto (Adolfo Martín), un toro de escasa presencia que se salvaba por los enormes pitones que lucía y que entró seis veces al caballo (las dos últimas con la vara de tientas). Para la muleta, sin embargo, se quedó sin apenas recorrido, aunque desde el tendido tuvimos la sensación de que se podía haber sacado algo más.

De lo demás, casi todo prescindible, incluyendo la ejecución de la suerte de varas, que aunque se ha hecho con algo más de rigor que de costumbre tampoco ha sido nada que deba servir de ejemplo a las generaciones venideras.

Nos ha extrañado, por eso, que no se hayan declarado desiertos los premios a la mejor lidia y al mejor picador, en los que realmente se ha galardonado con absoluta benevolencia a los que lo han hecho menos mal de los intervinientes.

Aún así, de la corrida pueden extraerse algunas enseñanzas:

1.- Sería de gran interés que en todas las corridas saliera sólo el caballo que debe realizar la suerte.

2.- Sería de agradecer que siempre se intentara que el toro fuera al caballo después de haberlo colocado en su sitio, a cierta distancia de la segunda raya. Y que lo hiciera tres veces, aunque hubiera que reducir el tamaño de la puya y el peso del peto.

3.- Para que en una corrida concurso pueda verse el comportamiento de los toros es preciso que quienes intervienen tengan cierta experiencia. Y en el cartel de hoy había matadores y subalternos que no tenían el mínimo cuajo para estar en Madrid. No es un problema de abroncarlos. Es sentimiento de vergüenza ajena y de pena por el sufrimiento que estaban pasando en el ruedo.

4.- Si lo de hoy es una representación de lo mejor de este encaste, tenemos un problema.

5.- La gente está cabreada, MUY CABREADA, con los carteles de San Isidro. Antes de empezar el festejo se sacaron varias pancartas contra la empresa y el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid (una de ellas, coincidente, por cierto, con el título de la entrada que hice hace unos días explicando mi opinión sobre el asunto). Y al finalizar la corrida, cuando el gerente del Centro de Asuntos Taurinos salió a entregar el premio al mejor lidiador la bronca fue de las que hacen época. El aludido, sin embargo, volvió a entrar en el callejón después de dar el premio con una indiferencia total a lo que estaba sucediendo, sonriendo y haciendo bromas sobre los que le estaban abroncando. Debe ser que a él si le gustan los carteles, que le parecen los que Madrid se merece. Razón que le califica como aficionado y que demuestra lo que el Centro de Asuntos Taurinos hace por los toros en nuestra Comunidad.

sábado, 18 de abril de 2009

Círculos concéntricos

Toros de Pereda-Dehesilla
Curro Díaz
Miguel Abellán
César Girón


No me gusta el pase circular porque me parece, en general, forzado y a contraestilo, alejado del toreo puro, más cerca de la exhibición ojedista y de un concepto del temple que excluye el pellizco.

Pero cuando surge con la gracia espontaneidad y ángel con que lo ha interpretado Miguel Abellán, tan de repente, volviendo loca a la plaza, se convierte en un círculo mágico, en un reloj de sol parado y lluvia, por la que caía.

El circular total.

Venía a la Plaza pensando en lo duro que es ser un aficionado “cabal”: hay que soportar atascos, lluvia o sol, incómodos asientos, tardes de apatía, organizar la vida familiar y laboral con una disponibilidad vespertina limitada, estirar el tiempo, escapar psicológicamente de las obligaciones, etc. Vamos, que tenemos un buen jornal durante una quincena larga y nos deberían pagar por adornar la plaza. Y eso que sólo es la segunda tarde...

Los clásicos síntomas de agotamiento que un solo circular pueden borrar y que de hecho han borrado.

Las tardes de toros alegres nos dan una felicidad narcótica.

No quedó la cosa en el circular de Abellán.

El grandioso artista que es Curro Díaz se echó a su segundo toro a la muleta en unas series con la mano bajísima en la que el tiempo se detuvo, muy pronto apareció otro círculo áureo templado con exquisita torería que hizo estallar a la banda.

El circular absoluto.

Luego siguió ese toreo gitano hasta que el toro le dio un susto mortal lanzándolo al aire y cayendo muy “malamente”, pese a que pinchó y mató de bajonazo cayó la primera oreja de la feria porque hubo cante grande y “duende”. El arte no tiene precio ni sabe de pinchazos. Hay que premiar siempre lo extraordinario.

La primera de la feria también pudo haber sido para Abellán que dio una vuelta (círculo) al ruedo, por fallar con el descabello, y así, entre dos círculos de oro salimos radiantes de una tarde tan fría y gris en su planteamiento primero.

PS:
Los toros pelearon poco en el caballo, pero fueron buenos en las otras suertes, salvo el primero y el quinto. A César Girón le correspondió un toro, el tercero, con gran transmisión al que sacó algún buen derechazo, pero que descubrió su escasa preparación, porque no torea, pero su mucha voluntad ratificada en el sexto.

A Curro Díaz siempre lo he visto bien pero hoy, y no lo esperaba, Abellán me ha convencido con un toreo serio, profundo y artístico.

Al vuelo: "¿Quillo, sabes cuáles son las suertes más importantes en el toreo? Yo te lo voy a decir: la suerte de varas y la suerte de encontrarte una entrada gratis para el mano a mano de los victorinos."

viernes, 17 de abril de 2009

Novillos a escala 1,5


Novillos-toros de Cuadri para
Pepe Moral,
Miguel Ángel Delgado
Miguel Ángel Tendero


La ganadería de Cuadri salió por su propio pie -es un decir, porque sus toros son moles inamovibles- de los carteles de Sevilla tras los fracasos de los dos últimos años, aún así les han ofrecido (¿por qué?) la novillada inaugural de la feria.

La corrida entera fue rechazada en el reconocimiento por exceso de peso (bravo por los veterinarios) aunque no me ha dejado de resultar sospechoso que todos los novillotes que se han lidiado rozasen tan al filo los 500Kg (499, 495, etc.)

Eso no sale ni en algunas plazas de primera.

Los toros estaban muy hechos, con mucho cuajo y eran muy bellos de estampa y desafiantes en la salida, pero exigían toreros de más trayectoria, matadores preparados y no estos chavales que, por muy cercana que tengan la alternativa, aún no deberían afrontar una experiencia tan dura que, además, les incapacita para el lucimiento.

Los tres han estado muy por debajo de los toros, de los que primero, segundo y quinto han tenido mucha movilidad lo que obliga a cuestionarse la naturalidad de que una res ponga –en un año- 100 Kg más ¿o de más?

La embestida no ha sido clara, pero sí toreable si se hubiera templado, sin dejarse tocar los engaños. Tanto Pepe Moral de los Palacios como Miguel Ángel Delgado de Écija han podido dejar detalles de su clase, especialmente el toreo al natural de Pepe Moral -que dio una vuelta al ruedo en el primero- y algún detalle muy pinturero del ecijano. El lote del albaceteño Miguel Ángel Tendero ha sido el peor, aunque con el último sacó algún pase estimable y hubo un quite donde estuvo muy bien.

Y es que, una vez que el toro se sale del guión, y la embestida no es limpia, es normal que la faena pensada desde casa ya no valga y se hagan un lío. Esto le ha pasado, sobre todo, a Miguel Ángel Delgado que, en el quinto, se ha enrabietado contra su propia impotencia sin mucho sentido.

Vamos, como el resto del escalafón de matadores, pero con la ilusión más herida.

Desde otra perspectiva hay que tener en cuenta que con estos carteles se cortan rápidamente las falsas ilusiones o florecen los genios absolutos.

Aún así creo que la única novillada de la feria, premio siempre de una trayectoria y preludio de una alternativa, merecía una ganadería más cómoda y adecuada al toreo estético que se espera de estos toreros.

Y no estos novillos pasados por el zoom.

El año que viene novillada de Miura.

jueves, 16 de abril de 2009

Mañana empieza la feria de Sevilla...

...con las injustificables ausencias de José Tomás, Perera y Cayetano, pero -como dijimos- de eso tienen la culpa los maestrantes, nos podemos dar con un canto en los dientes en comparación con Madrid o Valencia, pero...

¿Saben que es la única feria del mundo que no ofrece ningún descuento en el abono? De hecho no nos deberían tratar como señores abonados sino como señores accionistas. Revisen la primera semana de feria, hasta el jueves victorínico la empresa, gracias a los desgastados farolillos, tiene unos ingresos gloriosos (y sin el canon de la Comunidad de Madrid, por ejemplo).

Haya crisis o no esto sí que vale más que un priorato o una canonjía, ¡cómo para no tener una lona contra la lluvia o mejores corrales o mejores asientos! Y así lleva Pagés... 75 años. Esta feo hablar de dinero, pero ¿de qué habla el empresario cuando se le menta a JT y Perera?

Lo peor es la aviesa intención de indisponer al aficionado contra las figuras, eso tan traído y llevado de "Sevilla no necesita a JT, etc.", las mejores plazas son aquellas en las que el rito y la liturgia, la mística y el arte se han conservado con las lidias mejores y éstas sólo pueden venir de artistas supremos. La función hace al órgano.

Haber perdido la oportunidad de ver en su mejor momento épicoartístico a los cabeza de serie es haber renunciado expresamente a la mejor "performance" plausible, que tienes bienales la cosa...

Los carteles-cuadros son de Barceló, pero en la Sixtina no torea Miguel Ángel.

¡¡¡Menudo huevo de oro el anillo de la Maestranza!!!


¡¡Manda... eso que decíamos de que la función hacía al órgano!!

¡Y qué empiece la función!

Nota: tenemos entradas para el 5 de Julio en Barcelona, no lo ponemos para que nos quieran más, es sólo para pedirles que le pongan una vela a la virgen morada de los republicanos, a ver si JT llega con todos los órganos hasta el verano.

lunes, 13 de abril de 2009

Domingo de Resurrección (SEVILLA)

Toros de Zalduendo
Morante
Cid
Manzanares



En el "furbo" a lo peor se pierde, a lo mejor se gana o igual se empata, pero alguien se lleva siempre los puntos.

¿Pero qué nos repartimos ayer?

La nada elevada a la ovoidal potencia del albero.

Y los puntos -de sutura y gloria- se los llevaron Perera y JT en Málaga.

Los dos toreros que los maestrantes no han querido traer por no cambiar nunca de empresa.

¿Qué es más caro un cartel-cúpula de Barceló o un cartel con JT-Perera y toros de Nuñez del Cuvillo?

Esperemos que mejore la situación porque si no la empresa Pagés podrá certificar la muerte de la plaza del huevo de oro.

Hubo un trincherazo de Morante que paró el tiempo y dos estocadas (y una tanda con la diestra) perfectas de Manzanares. Hubo la disposición del Cid y ya.

Los toros los habían sacado de Platero y yo, animales sosos, sin transmisión, tristes y aburridos:

Mira, Platero, los burros del Quemado; lentos, caídos, con su picuda y roja carga de mojada arena, en la que llevan clavada, como el corazón, la vara de acebuche verde con que les pegan...

Volvemos a la crisis: el sopor, el sopor, el sopor...

¿Quién ha ganado, quién ha empatado?

Yo sólo sé quiénes hemos perdido.

sábado, 11 de abril de 2009

¡Vaya mierda!

Con el plantel de toreros que hay en este momento en el escalafón y con la rivalidad que existe entre muchos de ellos, para confeccionar una Feria tan mediocre como la de San Isidro de este año hay que hacerlo a propósito.

Al final, resulta que las dos plazas más importantes (Las Ventas y la Maestranza) programan ferias en las que faltan alicientes que sí tendrán otros cosos supuestamente de menor categoría. Ausencias como las de Perera y José Tomás en Sevilla o las de José Tomás, Ponce, Cayetano y Ventura en Madrid sólo se explican sobre la base de confeccionar seriales muy largos donde el abultado resultado económico está garantizado de antemano con la venta de abonos, que se colocan cualquiera que sean los diestros que estén anunciados.

Si en Sevilla parte del asunto es responsabilidad de los maestrantes, con ese contrato de gestión casi perpetuo con la empresa Pagés, en Madrid la culpa es directamente de la Comunidad de Madrid que exige un cuantioso canon en la concesión de la plaza que las empresas sólo se pueden comprometer a pagar tratando de reducir el nivel de los carteles. Como, además, los precios son iguales en todos los festejos (da igual que se anuncien Juli, Manzanares y Perera que Paulita, Serranito e Israel Lancho) en algunos la empresa gana poco dinero y en otros muchísimo. Y a base de muchos carteles en los que gana muchísimo puede pagar un gran canon. Para colmo, se trató de reducir la feria a tres semanas (que ya es bastante) y la empresa se ha sacado de la manga una Feria del Aniversario con carteles de mayor contenido, que hace que se vuelva al mes seguido de toros donde hay mucho más de mediocre que de bueno. Aún así, este año ni siquiera la Feria del Aniversario está conseguida.

A lo mejor, en la próxima licitación la Comunidad podía tratar de ser algo más imaginativa y dejar de premiar el canon y la "experiencia" para que llegaran verdaderos heterodoxos a la plaza y revolucionaran Las Ventas de forma que ésta se convirtiera en un verdadero revulsivo para la fiesta. El problema es que a lo mejor con un pliego así tendrían que adjudicar la gestión a Simón Casas, algo que ya han asegurado soto voce que no harán nunca.

En fin, que San Isidro empieza el 7 de mayo y acaba el 30 y en esos 24 días de toros hay sólo 5 carteles de importancia: día 14 (toros de Garcigrande para Morante, Castella y Talavante), día 19 (toros de Cuvillo para El Juli, el Cid y Perera), día 21 (toros de Juan Pedro para Morante, Manzanares y la confirmación de Rubén Pinar), día 22 (Valdefresno, para Juan Bautista, Perera y Talavante) y día 30 (Victorinos, para El Fundi, Diego Urdiales y el Cid).

En el aniversario, sólo una corrida rematada, la de la Beneficencia del día 3 (toros de Victoriano del Río para el Juli, Manzanares y Perera). En las otras, dos más uno o uno más dos: el Fundi, el Cid y Castella (Puerto de San Lorenzo); Uceda, Talavante y Luque (El Pilar); Esplá, Morante y Castella (Victoriano del Río); Ferrera, Tejela y Pinar (Alcurrucén).

Obviamente, el resto de toreros y de ganaderías merecen el mismo respeto y la misma admiración. Y también pueden hacernos disfrutar de momentos mágicos. Pero no es eso lo que está en discusión, el problema es si deben figurar a mogollón en la feria más importante del año o si lo que hay es que programar una temporada más equilibrada, con carteles mejores que los actuales, y dejar San Isidro para en dos o tres semanas poner a todos los que se lo hayan ganado en esta plaza y en las otras a competir entre sí a cara de perro para ver quién manda de verdad.

Aparte están las novilladas, donde siempre hay elementos de interés, y el rejoneo, donde habiendo eliminado a Ventura queda el interés de Pablo Hermoso y, en el resto, unos carteles bastante mediocres.

Sobre cada una de las ausencias más notables, un breve comentario.

José Tomás: después de las dos tardes del año pasado en Las Ventas puede pedir los 420.000 euros que se ha dicho o cinco veces esa cifra. No se puede argumentar, como ha hecho el empresario, que eso no se puede pagar porque la plaza sólo afora 500.000 euros. ¿Es que no puede "guardar" algo de la plusvalía que generan otros carteles -Barrera, Leandro y Sergio Aguilar; Rafaelillo, Robleño y Sánchez Vara; Curro Díaz, Iván Vicente y Ambel Posada;...-? ¡Hay que ser ruín, mediocre y mal aficionado!

Cayetano: allá cada cual con su imagen y con cómo la gestione y negocie. El año pasado se ganó de sobra volver y en buen lugar. Si el problema era de televisión (¿de televisión o de honorarios por televisión?) deberían buscarse fórmulas alternativas y, sobre todo, explicarse con claridad. En este caso, parece que todos han mentido algo más que un poco.

Ponce: no llamarle el primero o uno de los primeros es una falta de respeto a quien ha llevado el peso de la fiesta durante casi veinte años. Y reclamarle que reduzca los honorarios por la crisis cuando en Madrid más del 80% de la plaza está abonado y el resto se vende sí o sí es de chiste.

Diego Ventura: para una figura (en este caso del rejoneo) que quiere encerrarse con seis toros o venir tres tardes en la Feria, se le dice que no. ¡El mundo al revés! ¿Como que si se le permite esto no quedan sitios para otros rejoneadores? ¿No son los otros rejoneadores los que deben reivindicar su sitio haciendo temporadas como las de Ventura y no que éste acepte venir menos días para que otros de menos categoría tengan aquí su oportunidad? ¿O es que de lo que estamos hablando es que es preferible no pagar los honorarios de una figura tres tardes y pagarlos sólo una o dos y el resto contratar a otros más económicos? Recordemos que a los que había que colocar es, entre otros, a Sergio Domínguez, que confirma, Álvaro Montes, Bohórquez, Antonio Domecq o Sergio Galán. Vamos, lo mismito que Ventura.

La única esperanza es que haya muchos que no renueven el abono y que de este modo podamos hacernos con uno mejor. Pero ni esto está segurado porque la empresa no reserva un día antes de poner a la venta los nuevos abonos para que los ya abonados mejoremos de localidad.

¡A esta es! Empresario y Comunidad: ¡todos por igual! ¡Contra el aficionado! ¡Todo contra el aficionado!