sábado, 11 de abril de 2009

¡Vaya mierda!

Con el plantel de toreros que hay en este momento en el escalafón y con la rivalidad que existe entre muchos de ellos, para confeccionar una Feria tan mediocre como la de San Isidro de este año hay que hacerlo a propósito.

Al final, resulta que las dos plazas más importantes (Las Ventas y la Maestranza) programan ferias en las que faltan alicientes que sí tendrán otros cosos supuestamente de menor categoría. Ausencias como las de Perera y José Tomás en Sevilla o las de José Tomás, Ponce, Cayetano y Ventura en Madrid sólo se explican sobre la base de confeccionar seriales muy largos donde el abultado resultado económico está garantizado de antemano con la venta de abonos, que se colocan cualquiera que sean los diestros que estén anunciados.

Si en Sevilla parte del asunto es responsabilidad de los maestrantes, con ese contrato de gestión casi perpetuo con la empresa Pagés, en Madrid la culpa es directamente de la Comunidad de Madrid que exige un cuantioso canon en la concesión de la plaza que las empresas sólo se pueden comprometer a pagar tratando de reducir el nivel de los carteles. Como, además, los precios son iguales en todos los festejos (da igual que se anuncien Juli, Manzanares y Perera que Paulita, Serranito e Israel Lancho) en algunos la empresa gana poco dinero y en otros muchísimo. Y a base de muchos carteles en los que gana muchísimo puede pagar un gran canon. Para colmo, se trató de reducir la feria a tres semanas (que ya es bastante) y la empresa se ha sacado de la manga una Feria del Aniversario con carteles de mayor contenido, que hace que se vuelva al mes seguido de toros donde hay mucho más de mediocre que de bueno. Aún así, este año ni siquiera la Feria del Aniversario está conseguida.

A lo mejor, en la próxima licitación la Comunidad podía tratar de ser algo más imaginativa y dejar de premiar el canon y la "experiencia" para que llegaran verdaderos heterodoxos a la plaza y revolucionaran Las Ventas de forma que ésta se convirtiera en un verdadero revulsivo para la fiesta. El problema es que a lo mejor con un pliego así tendrían que adjudicar la gestión a Simón Casas, algo que ya han asegurado soto voce que no harán nunca.

En fin, que San Isidro empieza el 7 de mayo y acaba el 30 y en esos 24 días de toros hay sólo 5 carteles de importancia: día 14 (toros de Garcigrande para Morante, Castella y Talavante), día 19 (toros de Cuvillo para El Juli, el Cid y Perera), día 21 (toros de Juan Pedro para Morante, Manzanares y la confirmación de Rubén Pinar), día 22 (Valdefresno, para Juan Bautista, Perera y Talavante) y día 30 (Victorinos, para El Fundi, Diego Urdiales y el Cid).

En el aniversario, sólo una corrida rematada, la de la Beneficencia del día 3 (toros de Victoriano del Río para el Juli, Manzanares y Perera). En las otras, dos más uno o uno más dos: el Fundi, el Cid y Castella (Puerto de San Lorenzo); Uceda, Talavante y Luque (El Pilar); Esplá, Morante y Castella (Victoriano del Río); Ferrera, Tejela y Pinar (Alcurrucén).

Obviamente, el resto de toreros y de ganaderías merecen el mismo respeto y la misma admiración. Y también pueden hacernos disfrutar de momentos mágicos. Pero no es eso lo que está en discusión, el problema es si deben figurar a mogollón en la feria más importante del año o si lo que hay es que programar una temporada más equilibrada, con carteles mejores que los actuales, y dejar San Isidro para en dos o tres semanas poner a todos los que se lo hayan ganado en esta plaza y en las otras a competir entre sí a cara de perro para ver quién manda de verdad.

Aparte están las novilladas, donde siempre hay elementos de interés, y el rejoneo, donde habiendo eliminado a Ventura queda el interés de Pablo Hermoso y, en el resto, unos carteles bastante mediocres.

Sobre cada una de las ausencias más notables, un breve comentario.

José Tomás: después de las dos tardes del año pasado en Las Ventas puede pedir los 420.000 euros que se ha dicho o cinco veces esa cifra. No se puede argumentar, como ha hecho el empresario, que eso no se puede pagar porque la plaza sólo afora 500.000 euros. ¿Es que no puede "guardar" algo de la plusvalía que generan otros carteles -Barrera, Leandro y Sergio Aguilar; Rafaelillo, Robleño y Sánchez Vara; Curro Díaz, Iván Vicente y Ambel Posada;...-? ¡Hay que ser ruín, mediocre y mal aficionado!

Cayetano: allá cada cual con su imagen y con cómo la gestione y negocie. El año pasado se ganó de sobra volver y en buen lugar. Si el problema era de televisión (¿de televisión o de honorarios por televisión?) deberían buscarse fórmulas alternativas y, sobre todo, explicarse con claridad. En este caso, parece que todos han mentido algo más que un poco.

Ponce: no llamarle el primero o uno de los primeros es una falta de respeto a quien ha llevado el peso de la fiesta durante casi veinte años. Y reclamarle que reduzca los honorarios por la crisis cuando en Madrid más del 80% de la plaza está abonado y el resto se vende sí o sí es de chiste.

Diego Ventura: para una figura (en este caso del rejoneo) que quiere encerrarse con seis toros o venir tres tardes en la Feria, se le dice que no. ¡El mundo al revés! ¿Como que si se le permite esto no quedan sitios para otros rejoneadores? ¿No son los otros rejoneadores los que deben reivindicar su sitio haciendo temporadas como las de Ventura y no que éste acepte venir menos días para que otros de menos categoría tengan aquí su oportunidad? ¿O es que de lo que estamos hablando es que es preferible no pagar los honorarios de una figura tres tardes y pagarlos sólo una o dos y el resto contratar a otros más económicos? Recordemos que a los que había que colocar es, entre otros, a Sergio Domínguez, que confirma, Álvaro Montes, Bohórquez, Antonio Domecq o Sergio Galán. Vamos, lo mismito que Ventura.

La única esperanza es que haya muchos que no renueven el abono y que de este modo podamos hacernos con uno mejor. Pero ni esto está segurado porque la empresa no reserva un día antes de poner a la venta los nuevos abonos para que los ya abonados mejoremos de localidad.

¡A esta es! Empresario y Comunidad: ¡todos por igual! ¡Contra el aficionado! ¡Todo contra el aficionado!

3 comentarios:

José María JURADO dijo...

Bueno Lorenzo, cálmate, que mañana es Domingo de Resurrección y el cartel es Morante, Cid y Manzanares ¡¡¡lo mismito quer en adrid!!!

Ya le daré mi palo a los maestrantes en entregas sucesivas.

José María JURADO dijo...

¡¡¡lo mismito que en Madrid!!!

(misterios de la taquigrafía)

José Manuel Gómez Fernández dijo...

José María:
No te pierdas el pregón taurino de Carlos Herrera (mañana, lunes 13 de abril, en Sevilla Televisión). Espero verte en la tertulia. Un abrazo.