viernes, 24 de abril de 2009

¿Victorio o Lucchino?

dicen que Victorinos
Morante
Cid


Desde que el modisto Vittorio se puso Victorio ya nada es igual en las dehesas de Cáceres ni en la Plaza de Sevilla, da lo mismo que salga el toro del corral que del armario, que no sabe uno por donde van a salir.

Con lo regulares que han sido los dos últimos años, que ya se hablaba de un Jueves más que brillaba más que el sol.

Estos toros, ¿eran de Victorio o eran de Lucchino?

Yo creo que eran de la camada del Zalduendo del jamón-jamón, o que estaban drogados como Lorenzo... como Lorenzo sospecha, no se confundan, que él solo se coloca con incienso.

En el mano a mano crítico le cedo a Lorenzo los trastos (léase blackberry nunca mejor dicho) que yo me voy a perfilar verónicas por Los Palacios, donde debuto con erales.

Quiero decir que mañana doy una conferencia en un Instituto casi en tierras marismeñas. Algo se dirá de este blog torero...

Con eso esta dicho todo juzgada la corrida desde la perspectiva de nuestra expectación.

Pero hemos visto al Cid pelearse con sus tres oponentes y trazar largos naturales, alguno de cartel.

Pero hemos visto a Morante para el tiempo en unos lances a la verónica soberbios.

Como lo fue todo el toreo de capa.

Los demás no nos han dado tanto, ni tan poco.


El capote bordado ¿de Victorio? ¿de Lucchino?

Al vuelo: estos madrileños que piden el cambio de los toros se creen que también aquí sale Florito, van a perder el Ave.

No hay comentarios: