lunes, 27 de abril de 2009

El Príncipe Natural

Toros del Ventorrillo
Juli
Cid
Talavante
(Sábado, 25 Abril)

No habíamos visto torear con tanta naturalidad al natural o aún torear, sin más matices, desde la ocasión en la que Alejandro Talavante salió, hace dos años, por La Puerta del Príncipe.

En el tercero de la tarde se ha repetido el prodigio que tanta falta le hacía a este torero del ON y del OFF o, más taurinamente, del SOL y de la SOMBRA.

Cuando Alejandro está ON todo discurre con dulzura, suavidad, elegancia y, sobre todo, naturalidad. El Sol brilla en la plaza y el toro parece un delfín, así de lisa es la embestida. Porque no se trata sólo de estar delante de la cara del toro sin trasladar miedo o lucha, es algo más. La muleta se mueve como un telar que fluye y el toro va dominado tras la lanzadera. ¡Cuánta belleza en los cambios de mano, en la lentitud plástica de los naturales! ¡Y cómo cae la muleta en los kikirikís y trincherillas!

Adquiere más valor esta faena en tanto en cuanto lo hemos podido comparar con JT a cuya sombra indirecta creció el fenómeno, para certificar que es otra cosa... puede que mejor, pero....

... cuando está en SOMBRA es un ser desmedrado, inútil, ausente. Lamentamos que no hiciera un esfuerzo en su sexto toro, porque, aunque no fuera adecuado para el toreo, con un arrimón hubiese descerrajado la puerta de la gloria.

Y JT rara vez esta OFF

Una famosa tonadillera de Cáceres nos encargó una letra para unos pasodobles dedicados a toreros extremeños (Ferrera, Talavante, Perera) que debieron haberse estrenado durante la feria de Olivenza y que, sirva de recado, no sabemos todavía si serán estrenados en la feria de Cáceres...

En el caso de Talavante ponderábamos precisamente el natural cósmico, el solo natural que abrió la Puerta del Príncipe y que hemos vuelto a ver. Un adelanto de la letra –entiéndase sometida a los esquema del género por los escasos puristas lectores poéticos- y esperemos a Mayo para darla completa.

Pon muy plana la muleta
que el toro viene de lejos,
y pon la tarde violeta
con la luz de tus reflejos

Echa la pata “p’alante,”
torero de Badajoz,
sobre el albero maestrante
un natural de diamante
te coronó emperador.
Alejandro Talavante
torero de Puerta Grande
y de pellizco y valor.


En aquella ocasión vestía un terno lila, parece que esta vez repetía el traje de su reciente fracaso ¿o no fue tal (los que saben dicen que no)? en la encerrona de Madrid, pero lo de la Puerta Grande para este Alejandro Magno esta vez no fue. Por desidia OFF.


El Cid, con el shock de los Victorinos y el apunte de la cogida no se encontró a sí mismo. El primero de sus toros no reunía condiciones, pero su comportamiento bronco, acompañado de cierto brío en la embestida sí que era apropiado para su toreo. Se enfadó el espada porque no le concedieran la oreja del excelente quinto, pero es que se lo dejó escapar. El toro venía de muy lejos e hizo muy bien en traerlo toreado, éste el toreo puro que emociona, el de Curro Vázquez y Antoñete, pero lo ahogó. ¿Qué hacía buscando la muleta debajo de la cornamenta? Una pena, porque la tarde pudo ser perfecta cuasi.


Juli nació siendo un principito y es ahora el Príncipe de los toreros, qué pundonor, qué majestad, qué gallardía, qué cabeza fría y todo lo que se diga es poco. Se reivindicó como primerísima figura del toreo. Al primero lo sometió y dominó, sacando series muy buenas y rematando con una perfecta estocada. Pero es que al segundo llegó a torearlo con la mirada, dejándolo quieto en su sitio, aguantándole tanto que el toro quedó anulado, tanto que no le pudo dar el estoconazo que lo hubiera sacado a este Príncipe por su Puerta.

Es el Príncipe de los Toreros, Juli el nuevo Joselito.

Estoy convencido de que va a ser este lunes.

¡Por fin una tarde de toros! ¡Ya no sabíamos qué era eso!

Y con casi dos príncipes y un encierro magnífico porque, digan los puristas del primer tercio lo que digan, si ha habido espectáculo es porque ha habido toros.

No hay comentarios: