jueves, 13 de mayo de 2010

Madrid (13 de mayo de 2010) - Sin muchas palabras

Ayer me pongan ustedes otra falta. Me perdí a Leonardo Hernández, que creo que estuvo muy bien. A cambio, la salud no se resintió aún más, porque creo que hizo un frío de morirse.

Lo de hoy, mejor lo resumimos con brevedad.

Los toros han salido manifiestamente descastados y sosos. Y los toreros no han tenido casi nada que decir. Aún así, hay matices. José Manuel Mas, que tomaba la alternativa, ha estado muy dispuesto toda la tarde, queriendo hacer las cosas, aunque a veces algo embarullado y un tanto fuera de sitio. Estos errores pueden arreglarse si la disposición permanece. Esperemos que haya empresas que se acuerden de él.

Urdiales ha estado también muy animoso y ha tenido, probablemente, los momentos (pocos) más lucidos de la tarde, tratando de poner en su toreo algo de profundidad y de hondura. No es un torero de pellizco, pero se le ha visto queriendo torear con gusto.

Tejela, sin embargo, parece más acomodado, sin el ímpetu del recién llegado, ni la decisión de quien quiere buscar un hueco importante entre los de arriba, estar en las ferias. Se le nota que ha matado muchos toros, pero no dice mucho más. A mi juicio, en el tercero, si se hubiera puesto a torear bien colocado y sin probaturas desde el principio, podría haber sacado dos o tres tandas. Luego, el toro se ha acabado, pero esas iniciales se han desperdiciado.

El público sale aburrido una tarde más. ¡Qué difícil sería hacerse aficionado en Madrid!

(Por cierto, en el último par de banderillas del primero, el toro ha dado un golpe en el ojo al banderillero. Al finalizar el tercio, Tejela ha entrado en el callejón a interesarse por la gravedad del asunto y, como estaban esperando por él para comenzar la ceremonia de la alternativa, gran parte de la plaza se ha puesto a pitarle para que fuera rápidamente. Creo que la gente ha perdido el norte. En casos como este, ¿no es más importante saber cómo está el banderillero? ¿no puede darse la alternativa sin el testigo -hasta hace no mucho, de hecho, no había testigos en la ceremonia-? ¡Qué poca sensibilidad tiene algunos!)

3 comentarios:

José María JURADO dijo...

Urdiales en Sevilla, muy bien. Tejela, como tantos, por lo que cuentas no sale del pelotón de los que no terminan de dar un paso adelante.

Ignacio SM dijo...

Ya biene buen tiempo Lorenzo.
Un saludo

L.C. dijo...

Muchas gracias, Ignacio.

A ver si es verdad, que vaya días que hemos pasado. Y si además sale el sol en lo taurino, mejor que mejor.