lunes, 10 de mayo de 2010

Madrid (10 de mayo de 2010) - Muchas reflexiones

En la novillada de hoy ha habido algo de toreo (sobre todo el de Juan del Álamo en el segundo), pero ha habido muchos elementos para la reflexión antes de la corrida y durante la misma.

Primero, los toreros.

El torero que dice llamarse hoy Tomasito, el que se llamó Thomas Joubert después de haberse llamado en los comienzos también Tomasito, no ha estado muy allá. Los novillos no le han ayudado y la tarde era infame (a eso iremos luego), pero a él le ha faltado sitio y temple. Se ha ido en su primero a Porta Gayola tratando de calentar al público (y falta que hacía), pero luego, la lidia ha resultado deslucida, sin ligazón, con enganchones,... El cuarto era un novillo muy exigente, con el que más que una faena artística podría haberse visto sitio, técnica y decisión, pero no ha habido acople.

Juan del Álamo ha demostrado que está hecho. Ha recibido bien de capa a sus dos novillos (sobre todo al primero) y ha hecho, en el segundo, una faena completa, con series importantes con ambas manos. Quizá ha faltado algo de ajuste, pero la verdad es que se le ha visto muy bien, citando adelante, trayéndose toreado al novillo, vaciando bien la embestida, ligando, bajando la manos,... Si lo único que falla, y no de forma escandalosa, es la colocación, tiene fácil arreglo. Muy bien en ese novillo, al que le ha cortado una oreja. El quinto de la tarde ha sido un toro más exigente, al que le costa pasar, que a veces se revolvía, y del Álamo ha demostrado seguridad en la cara del toro. La faena no ha sido lucida, pero sí muy seria. Ha matado de una gran estocada saliendo volteado de forma aparatosa. Ha habido petición, peor no mayoritaria.

Miguel de Pablos ha demostrado interés, pero se le notaba muy nuevo, muy verde para una plaza como Las Ventas en una tarde de la Feria de San Isidro. Tal vez dentro de un tiempo pueda decir otras cosas, pero por ahora tiene que aprender el oficio.

Y luego las reflexiones y preguntas (algunas, que todas no habría quien las escribiera ni quien las leyese):

1.- En la novillada sólo se han lidiado cuatro novillos del hierro titular. Entre los que han salido dos han sido protestados por falta de cuajo. ¿Podría ser que se hubiera hecho un esfuerzo para que pasaran al menos cuatro y que así los espectadores no tuvieran derecho a devolver las entradas? Si ya se ha visto que tal y como viene el año ganadero los toros están menos rematados, ¿no debería tratarse de que las corridas/novilladas se lidiaran enteras, con lo más parejo que haya, aunque algunos animales no estuvieran del todo rematados? ¿No será mejor que ver corridas "remendadas"?

2.- La tarde ha sido fría, gélida. Y con un viento atroz. ¿Alguna vez se van a plantear buscar mecanismos para cubrir de algún modo la plaza en días como estos -ya sea por frío, ya sea por viento, o más aún cuando hay estos dos elementos-?

3.- Para mañana dan lluvia y más frío. ¿Qué se juegan a que no se suspende salvo que a las siete menos cinco esté cayendo la mundial? ¿Son estas las formas de defender a un "Bien de Interés Cultural"?

4.- Y el miércoles, los rejones, ¿también van a darse con lluvia?

5.- Un tal Francisco Leal es, por lo que parece, el apoderado de Tomasito. Y también miembro de su cuadrilla. La lidia que ha dado al cuarto de la tarde ha propiciado que aquello se convirtiera en una verbena, en una capea auténtica. Su actitud ha sido ridícula y la de quienes se lo han tomado a chiste, infame. Haría bien este señor en dedicarse a los despachos, si es que se le dan bien, y olvidarse de los trastos. Si es que aprecia en algo a Tomasito. Y a los que tanta gracia les ha hecho aquello deberían pensar si ese comportamiento es digno de quienes reivindican la seriedad del toro. A ver si va a resultar que los toros tienen que tener presencia y los cabestros de los tendidos no tiene que tener ni educación. Como cuando se han puesto a cantar lo de la cabra. ¿Es esa la seriedad que reivindican de la plaza? Panda de imbéciles...

1 comentario:

José María JURADO dijo...

Pues Tomasito esá anunciado como Thomas Joubert en Sevilla este Domingo, ¡qué transformaciones!

El extraño caso de Thomas Joubert.