viernes, 21 de mayo de 2010

Caraduras

No es de recibo que teniendo anunciada la plaza en su web la sustitución de mañana no dejen devolver hoy las entradas. Si somos educados les llamaremos caraduras. Si no, pongas ustedes el calificativo. En todo caso, no son aficionados, son aves de rapiña. Y quienes desde la Administración lo consiente, no les cuento.
Esperemos que en un rato Morante nos haga olvidar cómo nos tratan los que se lucran como sanguijuelas de nuestra afición y de los sueños y la sangre de tanto torero modesto.

1 comentario:

José María JURADO dijo...

Si eso es así, creo que es ilegal: añade un capítulo a tus dos libros, el hecho y el por hacer.