viernes, 11 de abril de 2008

La Presidencia

Bravo por quien decidiera la suspensión, porque la integridad de los toreros corría peligro cierto -el albero sobremojado es arcilla de patinaje. (Dije esta mañana)

Pues fue el Presidente y ha sido cesado fulminantemente, dicen que no gestionó bien los tiempos de negociación, a mí -insisto- me parece que hizo bien y no parece que la Presidencia pueda tener intereses crematísticos, más propios de la Empresa...

¿Quién cesa a la Empresa por no gestionar los tiempos de aplazamiento?

Cabezas de turco, pronto sabremos.

No hay comentarios: