martes, 8 de junio de 2010

Los "Reporteros" ineptos de Televisión Española

Seguimos con nuestra particular cruzada contra Televisión Española que en 6 años de legislatura zapatista 6 apenas ha emitido una corrida: la de Asprona en Albacete y porque ya estaba contratada y era benéfica.

A diferencia de Canal Sur el otro día, TVE emitió ayer en Reporteros un programa que no sabemos calificar si como incompetente o como sencillamente deleznable.

La tesis del programa es la que sigue: como estamos en crisis, la industria del toro está en crisis, luego la tauromaquia está en crisis.

El silogismo falla, claro.

Hay menos corridas, pero Madrid y Sevilla se han llenado, probablemente haya más afición que nunca, otra cosa es que no haya dinero para ir a los tendidos. Otra cosa es que no den las corridas por TVE, pero ¿se ha mirado la audiencia de Tele Extremadura, Canal Sur o Tele Madrid? Pocos eventos más baratos de retransmitir, pocos más rentables en comparación con cualquier deporte.

Los toros están de moda y están en crisis. Pasa cíclicamente lo primero. Es permanente lo segundo desde los tiempos del Minotauro.

El procedimiento del programa es bien conocido: se envía a un reportero astutamente ingenuo que, cual alemán de la Selva Negra, lo desconoce absolutamente todo sobre la fiesta y empieza a hacer un sumatorio de preguntas estúpidas a los representantes más débiles del gremio: novilleros o vendedores ambulantes, empresarios de tercera –o menos que tercera, (ésta parte fue bochornosa)-, ganaderías de saldo, etc.

Se adereza con los festejos populares de suelta de toros, eso que no van a prohibir en ningún caso en Cataluña y se pretende que el espectador saque sus propias y demagogizadas conclusiones.

Y lo llaman periodismo.

Sucede que TVE tiene en plantilla unos excelentes informadores taurinos (Tendido Cero) a quienes correspondía haber hecho el reportaje, un reportaje que entonces sí sería verdaderamente interesante.

Con rigor se analizaría el impacto que sobre el escalafón tiene la reducción de corridas estos años y el incremento de festejos en plazas de tercera en los años de bonanza que dejaron sin hueco a los toreros de segunda o tercera línea.

Pero eso a Televisión Española no le interesa: ellos han encargado un producto muy bien parametrizado: demuéstrese en las ondas que ya nadie va a los toros.

Pero es que el reportaje es tan malo, tan malo, que ni eso.

Daba pena o, peor aún: lástima.

1 comentario:

juan.arolas dijo...

Lo de TVE, que pagamos todos es una verguenza, primero te ignoran y cuando se acuerdan del toro es para ridiculizarlo.