domingo, 18 de abril de 2010

Sevilla - una explicación, una GRAN NOTICIA y algunos apuntes

Como ustedes habrán observado, desde hace unos días José María falta a su crónica diaria de la Feria. Razones familiares le impiden regalarnos esos escritos de tanta belleza y lucidez. Esperemos que en breve (a ver si es posible antes del final de la Feria) pueda volver a deleitarnos.

Aprovechando su ausencia, les anuncio que ha publicado, en colaboración con Pablo Pámpano Vaca, un libro genial: Plaza de Toros. Se trata de un libro en el que con breves textos de una intensidad poética sublime se recrean toreros como Joselito el Gallo, Belmonte, Manolete, Ordóñez, Pepe Luis, Curro Romero, Paula, José Tomás o Morante, plazas como la de Ronda, ritos como san Fermín o momentos grandes de la temporada para cualquier aficionado como la Virgen de Agosto (Asunción de María) o el momento en que, con la Feria de San Lucas, finaliza La Gran Temporada. Junto a los textos, dibujos bellísimos de Pablo que iluminan los toreros y los momentos. La edición de La Isla de Siltolá es primorosa. Creo que cualquiera que pueda echarle un vistazo al libro descubrirá que es una auténtica joya que no puede faltar en la Biblioteca de cualquier aficionado (a los toros, a la poesía o a las Bellas Artes).

Y aprovecho también esta incursión en un campo de juego tan querido como imposible (La Maestranza) para decirles que el Juli, el viernes, estuvo inmenso. Y Castella y Perera tuvieron toros algo peores pero estuvieron desdibujados. Que la corrida de Gavira de ayer no sirvió para nada, aunque evidenció el buen momento de Morante, las ganas de Talavante y que Luque puede remontar (todo esto, en un ejercicio de adivinación, porque es una de las peores corridas que he visto en mucho tiempo). Y hoy, Manzanares ha estado sensacional (sobre todo en el sexto), el Cid está espeso y no ha sacado de sus toros las faenas que, sin duda, tenían (alguna de triunfo importante) y Castella ha tenido algún buen momento, pero ha estado por debajo de un sensacional quinto (un tanto a contraestilo, porque era un toro de distancias y galope, más que de cercanías).

1 comentario:

José María JURADO dijo...

Gracias, Lorenzo, por tu comentario y por el extraordinario prólogo que pones a nuestro libro.

Efectivamente, causas mayores me han retirado de la crónica y de internet, pero no he dejado, en la medida de lo posible, de ir a la Plaza.

A ver si lo puedo contar, que ha habido de todo.


En fin, hoy se acabó, felizmente si no fuese por la noticia de JT.