martes, 5 de febrero de 2008

La Academia de la Tauromaquia y los premios del toreo

El cine español, según fuentes oficiales, tuvo el año 2007 unos 13.000.000 de espectadores, recibió notables subvenciones, horas y horas de televisión, mantuvo un cupo asegurado en cines y televisiones y disfrutó de una Academia que agrupa a los gremios del oficio, promociona su negocio y tiene su momento de gloria en horario de máxima audiencia en la Primera con asistencia del Ministro de Cultura incluida.

Sobre la asistencia a espectáculos taurinos no hay información oficial (o, si la hay, es de difícil acceso). A través de la página web del Ministerio del Interior y no sin dificultades puede conocerse el número de espectáculos taurinos... del año 2006, que son unos 2.000. A una media de 5.000 o 6.000 espectadores la cifra es sólo ligeramente inferior a la de nuestro cine, pese al ostracismo de TVE y de la mayoría de los medios de comunicación, que le dedican escasísimo espacio (sobre todo si lo comparamos con el cine). Pensemos las horas de entrevistas a directores de cine, actores, actrices, información sobre estrenos,... en informativos y programas de información general (no especializados) y comparémoslo con la atención destinada a ganaderos, matadores, novilleros,...

Además, el toreo proporciona notables ingresos a las administraciones (cánones de las concesiones de las plazas, IVA y otros impuestos,...). Y tengo la impresión (creo que no hay datos disponibles, que se agradecerían) de que las subvenciones a la Fiesta son muy inferiores a las del cine. Sin contar con la ausencia de cuota reservada de exhibición o fomento.

No quiero poner con esto en cuestión el interés cultural del fomento de nuestro cine. Sino que creo que la Fiesta de los toros tiene al menos tanta importancia (también cultural) como aquel. Por lo que la diferencia de trato resulta injusta y arbitraria.

Pero me temo que los distintos estamentos taurinos tampoco hacen demasiado para revertir esta situación. Porque es necesaria una unidad en la defensa y promoción de la tauromaquia que ahora no existe.

Y creo que la reciente entrega de los Goya puede marcarnos un interesante camino, que pasaría por dos actuaciones muy concretas:

1.- La creación de una Academia de la Tauromaquia (a semejanza de la del cine) que aglutinara a toreros, novilleros, ganaderos, banderilleros,picadores, empresarios, escritores taurinos,... Que sirviera para la defensa de la fiesta, su promoción y una interlocución básica con las Administraciones. Ya tenemos dos toreros académicos (Curro y Ponce) y numerosos con la Medalla de las Bellas Artes. Pero hay que dar un paso más y crear un organismo que aglutine a los profesionales y que le dé a la Fiesta la relevancia social que debe tener.

2.- El establecimiento de unos premios anuales, con su correspondiente ceremonia a la que dotar de toda la difusión mediática que se pueda y donde fueran los profesionales los que votaran a sus compañeros. Obviamente no faltan nombres posible para el premio (Pedro Romero, Cúchares, Paquiro,...), ni motivos escultóricos que crear. Respecto a las posibles categorías propongo las siguientes:
  • Mejor matador
  • Mejor novillero
  • Mejor rejoneador
  • Mejor picador
  • Mejor banderillero
  • Mejor cuadrilla
  • Mejor faena del año
  • Mejor toro del año
  • Mejor ganadería
  • Mejor feria
  • Mejor tarde de toros
  • Mejor actividad de difusión de la Fiesta
  • Mejor obra gráfica taurina (cartel, cuadro, escultura, fotografía,...)
  • Mejor obra escrita taurina
  • Mejor empresario
  • Mejor apoderado
  • Premio de honor

¿No sería sensato ponerse a ello?

(No se cobran derechos de autor por la idea, pero se ruega que se cite la fuente. Que me conste, hasta ahora sólo Antonio Burgos había mencionado la posibilidad de que existiera esta Academia, pero sobre todo como recurso literario brillante y cabal. De hecho, prefería la Real Academia de las Nobles Artes del Toreo Según Sevilla, que no digo yo que no tenga sentido y arte, pero otro distinto del que aquí se propone.)

2 comentarios:

José María JURADO dijo...

Queremos partidarios para esta idea y buscamos empresarios que confíen en la misma, la repercusión en los medios, si quiera en los rosas sería muy importante.

Ha de pensarse en serio y promoverse, si no quiere quederse anquilosada y rancia la tradioconal impermeabilidad del toreo debe rasgarse con cosas así.

Si hasta se dan los premios ATEA (Asociación de Telespectadores Andaluces)!!! Con gala y todo.

¡Cuánto más sentido no tendrá esto!

Academia ya.

alelo dijo...

Oye, que va a empezar la temporada y todavía no hay nominados a los premios. Ya os vale.