viernes, 28 de septiembre de 2007

22 de Septiembre (Novillada en Sevilla)

La Banda del Maestro Tejera sonaba con un empaque añadido (¡y ya es añadir!) durante el festejo, ¿se han incorporado más músicos tras las vacaciones o era que, por fin, la Plaza tenía una entrada abundante y el público maestrante complementa la sonoridad, la acústica de los tendidos? Si fuera así ¡qué bonito sería! Tenemos dicho que el pasodoble es equivalente al vals vienés. Cuando Wagner acudió a Viena en sus años de formación como a la Atenas musical que era, maldecía que, en lugar de Beethoven o Schubert, por todos las tabernas, los jardines, los kioskos, sonaran los pegadizos valses de Strauss, música popular –que lo es-, música débil, depauperada. Hoy cada Concierto de Año nuevo el mundo sintoniza la Filarmónica de Viena, pero, en lo suyo, bien interpretado, el pasodoble es lo mismo mejor. ¡Vale la pena acudir a la Maestranza como quien va a un concierto! Hay un festejo asegurado.

La novillada del domingo fue un éxito en los tendidos (casi 3/4) y el planteamiento no pudo ser mejor: tres pueblos de la provincia con solera taurina -Los Palacios, Camas y Écija- y tres tauromaquias con la magia del duende: Pepe Moral, Oliva Soto, Miguel Ángel Delgado (trajo 11 autobuses de Écija). Los tres primeros novillos de Peralta dieron juego y luego la tarde se puso cuesta arriba,

A Pepe Moral se le ve con mucho oficio y es de agradecer que el éxito de Madrid le haya valido, para placearlo y ponerlo en su sitio, pero los toros no le ayudaron aunque con el primero saco pases estimables (sonó la banda) y le recetó la estocada de la tarde. Oliva Soto toreó con duende al primero de su lote, con algunos cambios de manos bellísimos y corriendo la mano dulcemente: dio una vuelta al ruedo. Del segundo apenas recordamos nada. En cuanto a Miguel Ángel Delgado dio los mejores lances de la tarde, toreando a la verónica a su primero, y cuajó una faena muy completa, el toro era bravo y acometía el engaño, no importaba, aunque le tocara la muleta supo domeñar la embestida (esto de que el engaño sea enganchado y aún así el trazo del pase salga limpio es una incorporación a la tauromaquia del tomismo). A pesar de un primer pinchazo se pidió la oreja y había run-run de que en el segundo pudiera redondear la tarde, pero el segundo acto de la corrida se hizo muy cuesta arriba.

Los novillos, de Peralta, bien presentados y muy buenos los 3 primeros, mansos los 3 segundos, (segundas partes...).

Los novilleros, por fin, en novilleros, entraron en los quites (lo mejor de la tarde fue la capa) sin arrebatos a puertagoyaola o faroles, sino con un sentido clásico y medido de la lidia. En resumen: lo mejor de la temporada novilleril sevillana, con Antonio Nazaré y Agustín de Espartinas.

Miguel Ángel Delgado tendrá una buena temporada como novillero el 2008, a Pepe Moral le recomendamos ya alternativar y el día en el que Oliva Soto cuaje un toro se va a despertar hasta la estatua de Curro.

Mañana empieza la feria de San Miguel y presiento el triunfo –otra vez- de Julio Aparicio, la media verónica que vaya cerrando la temporada, la liebre que salta cuando más se la espera.

No hay comentarios: