lunes, 22 de febrero de 2010

El lama

Yo lo comprendo, en la infinita rueda de las transmigraciones no es improbable reencarnarse en toro bravo o en mosca cojonera.

(Y eso que se viste liado a una muleta).



Claro que lo podrían indultar. Sin ir más lejos, los chinos -otros con una muleta por bandera- lo llevan haciendo 50 años...

2 comentarios:

planseldon dijo...

Calla, calla, que ya sabes que le tengo debilidad.

Pequeño saltamontes.

L.C. dijo...

Grande, José María, el regreso y el cómo hacerlo. Allá cada cual si piensa reencarnarse y en qué. Y si no queda otro remedio, lo de toro de lidia no creo que esté entre las peores opciones de entre los animales que en el mundo existen. Muy al contrario...