sábado, 29 de enero de 2011

El Pliego - Reflexiones sobre el nuevo concurso para la adjudicación de la Plaza de Las Ventas (6 de 7)

Llega la hora de concretar. Teniendo en cuenta cómo ha sido hasta ahora la gestión, qué decía el antiguo Pliego, en qué se ha concretado, cuáles deben ser los objetivos a conseguir en las Ventas,… Asumiendo que probablemente el modelo más realista de gestión sea la gestión indirecta mediante concesión, toca establecer cuál debería ser el contenido mínimo del nuevo Pliego. Y para ello hay que centrarse en dos aspectos fundamentales, cuáles deben ser las obligaciones del concesionario y cuáles los criterios de baremación de su oferta.

En cuanto a las obligaciones del concesionario, creo que, además de otras de carácter instrumental (atender la conservación de la plaza, reservar un número de entradas a la Casa Real, la Comunidad y el Ayuntamiento, etc.), la principales obligaciones en lo taurino deberían ser las siguientes:

1. Organizar la Feria de San Isidro. Esta Feria debería tener un mínimo de doce y un máximo de dieciséis festejos y comenzar entre el 10 y el 14 de mayo. De estos festejos 1 debería ser una novillada, otro un festejo de rejones y el resto corridas de toros. En cada corrida de toros, al menos dos de los tres espadas debería encontrarse entre los veinte primeros del escalafón el año anterior o/y incluido en una lista de cinco espadas que elaboraría cada año el Centro de Asuntos Taurinos de toreros de especial interés que no se encuentren entre esos veinte primeros. En el caso de las novilladas y los rejones, los tres intervinientes deberán estar entre los seis primeros del escalafón la temporada anterior y/o incluido en una lista de dos novilleros y dos rejoneadores que elaboraría el Centro de Asuntos Taurinos con los mismos criterios señalados en el caso de los toreros (estas listas, en el caso de los novilleros y los rejoneadores sólo se elaborarían si existieran lidiadores fuera de los seis primeros que lo justificaran). A los efectos de los novilleros, se computarían los seis primeros que no hubieran tomado la alternativa al tiempo de celebrarse la novillada correspondiente. De las ganaderías, al menos el cincuenta por ciento serían de entre las diez mejores de la temporada anterior (considerando como tales aquellas a las que más orejas se haya cortado en plazas de primera).

2. Organizar un completo programa de actividades culturales y de difusión de la Fiesta durante los mismos días de la Feria de San Isidro, tanto propias como coordinando las que pudieran organizar asociaciones, empresas y organismos. Establecer un programa de comunicación de la Feria de San Isidro y de estas actividades.

3. Organizar la mini-Feria de la Comunidad, una Feria de entre cuatro y cinco festejos, que se celebraría en los primeros días del mes de mayo (incluyendo, en su caso, alguno de los últimos días de abril), comprendiendo en todo caso los días 1 y 2 de mayo. Debería tener tres novilladas y una o dos corridas de toros. En cada una de ellas, al menos uno de los alternantes debería cumplir los requisitos señalados para la Feria de San Isidro.

4. Organizar la Feria de Otoño, una Feria de entre cuatro y seis corridas de toros a celebrar de forma continuada a mediados / finales de septiembre o en dos fines de semana alternos en esas mismas fechas. Al menos el 20% de los matadores deberían cumplir los requisitos señalados para la Feria de San Isidro.

5. Organizar festejos todos los demás domingos y festivos entre el segundo domingo de marzo y el penúltimo de octubre, de los cuales el 25% serán novilladas y el resto corridas de toros. El empresario tendría la facultad de sustituir los festejos de alguno de los domingos y festivos por festejos en mini-Ferias que organice, siempre que cada mes haya festejos al menos dos domingos (salvo en marzo y octubre que debería haber al menos 1 en cada uno de ellos). Entre la fecha de comienzo de cada una de estas Mini-Ferias y la finalización cualquier otra Feria o Mini-Feria de las señaladas que se haya celebrado antes (o la fecha de finalización de cada una de estas Mini-Ferias y el comienzo de cualquier otra Feria o Mini-Feria que vaya a celebrarse después) deberá existir un mínimo de tres semanas. En todo caso, los Domingo de Ramos, Resurrección, 15 de agosto y 12 de octubre tienen que darse corridas de toros, añadiéndose al mínimo de festejos mensuales indicado.

6. Aportar un determinado número de animales para los alumnos de la Escuela de Tauromaquia, organizar siete novilladas sin picadores en localidades de la Comunidad de Madrid y proponer medidas para la mejora de la formación de los alumnos y la apertura de ésta a los aficionados (ciclo anual de conferencias para los alumnos de la Escuela abierto a los aficionados, actividades de formación en las que puedan participar los aficionados, mecanismos para dar difusión a los festejos de formación de los alumnos, etc.).

7. Organizar y abrir al público, en una zona de la Plaza que debería facilitarle el Centro de Asuntos Taurinos y acondicionar el adjudicatario, una Biblioteca y una videoteca taurina, con un programa anual de actividades.

8. El resto de las obligaciones auxiliares incluidas en el anterior Pliego, tales como exposición de los toros en el Batán, grabación de los festejos, acceso de los aficionados al apartado, conservación ordinaria de la plaza, etc.

9. Régimen económico: (i) el canon sería cerrado (creo que podría estar en 3.750.000 euros anuales) y (ii) el precio máximo de las entradas sería el actual con incrementos anuales de la mitad del IPC del año anterior, salvo en el caso de los festejos de San Isidro que tendrían un precio del 30% superior a los actuales precios y se incrementarían anualmente en función del IPC.

10. Abonos: los abonados, para mantener su abono, deberían renovar cada año los abonos correspondientes a la Mini-Feria de la Comunidad, la Feria de San Isidro y la Feria de Otoño. Para cualquier otro festejo tendrán preferencia en la adquisición durante varios días antes de ponerse a la venta las localidades al público en general. (Advertirán que en la quinta entrada de esta serie indiqué la posibilidad de que se obligara a adquirir a los aficionados algún abono adicional. Creo que pese a disminuirse la Feria de San Isidro de los 23 festejos del anterior Pliego a 16, al aumentarse los precios de san Isidro un 30% y establecerse un canon fijo inferior al ofertado por los tres licitantes del anterior concurso, es probable que se alcanzara el equilibrio y la posibilidad de beneficio de los eventuales adjudicatarios. El Centro de Asuntos Taurinos debería realizar este análisis y, de no ser así, debería ajustarse el canon o establecerse esa obligatoriedad de los abonados de un abono adicional de entre las Ferias que se organicen, con el inconveniente de tener que cerrarlas antes de sacar los abonos de San Isidro para que el abonado eligiera).

11. Televisión: los derechos de retransmisión de televisión serían negociados conjuntamente entre el concesionario y el Centro de Asuntos Taurino, que se distribuirían al 70%/30% los ingresos correspondientes. Para la cesión de estos derechos se tendría en cuenta la información taurina general en la televisión de la cadena o grupo al que perteneciera la que fuera a difundir los festejos.

Con estas obligaciones, los licitadores deberían efectuar su oferta que concretara los siguientes aspectos, que serían objeto de baremación:


A. Feria de San Isidro. En atención a la calidad de la programación propuesta: aumento del número de lidiadores de primer nivel respecto al obligatorio, repetición de las figuras, combinación de figuras con toros de encastes no habituales, etc. 25%

B. Programación cultural y difusión en medios de información general de información sobre los festejos de la Feria de San Isidro y sobre estas actividades culturales que se realizarían durante la misma: 20%

C. Mini-Feria de la Comunidad, Feria de Otoño y resto de la temporada. En atención a la calidad de la programación propuesta: aumento del número de lidiadores de primer nivel respecto al obligatorio, repetición de las figuras, festejos con toros de encastes no habituales (mejor si es con toreros de cierto nivel), etc. 30%

D. Televisión. Acuerdo con una televisión (de difusión nacional, o de la mayor difusión posible teniendo en cuenta las adjudicaciones de la TDT) para la emisión de información taurina en sus informativos generales. El acuerdo se referirá a la información taurina, al menos, entre marzo y octubre y no se limitará a Madrid y/o la Feria de San Isidro, sino la temporada en general, con especial atención a las Ferias más relevantes de la temporada en España y Francia. Se valorará hasta 9% teniendo en cuenta la difusión de la cadena y el tiempo y la calidad de la información que se proponga.

E. Escuela de Tauromaquia. Actividades para potenciar la actividad de ésta y para facilitar la participación de los aficionados en sus actividades. 8%

F. Organización de la Biblioteca Taurina, Videoteca y realización de otras actividades culturales. Se valorará la calidad de la oferta, los horarios para facilitar el acceso a los aficionados, actividades dirigidas a los más jóvenes, difusión en medios de información general y actividades en internet. 8%

G. Canon. Como se ha indicado, existirá un canon cerrado que deberá abonar el adjudicatario, por lo que el aspecto económico no será objeto de valoración.

H. Experiencia. La experiencia no será objeto de valoración. Para licitar se exigirá un experiencia mínima en la gestión de plazas de primera y segunda de al menos 10 años con arreglo a los criterios del anterior Pliego. Pero disponiendo de esta experiencia, el hecho de tener más no será objeto de valoración. (Realmente sería interesante reconocer también la experiencia en la organización de otros eventos de gran relevancia social, pero tal vez no sea éste el concurso para hacerlo).

I. Difusión de los Pliegos. Una vez efectuada la adjudicación, se hará público el contenido íntegro de todas las ofertas en lo relativo a los aspectos A a G indicados (no las escrituras o documentos que acrediten la personalidad de los contratantes, su solvencia, datos de Hacienda o Seguridad Social, etc.) y la valoración efectuada de cada uno de ellos por la Mesa de Contratación.

No hay comentarios: