martes, 5 de abril de 2011

San Isidro 2011 - Unos magníficos carteles

Al igual que hemos criticado la confección de las ferias de otros años hoy hemos de felicitar a Taurodelta por los extraordinarios carteles de la Feria de San Isidro del año 2011.

Hace muchísimo tiempo que no recuerdo una feria tan rematada, una cantidad tan abultada de festejos de altísimo interés para los aficionados (para los aficionados a quienes les gusta ver el toreo). La Feria (incluyendo la corrida de la Prensa) la componen 24 festejos, de los cuales 19 son corridas de toros, 3 de novillos y 2 de rejones. Las novilladas y los festejos de rejones incluidos en el serial tienen buena nota, destacando el encuentro entre Pablo Hermoso y Diego Ventura la tarde del 21 y la doble presencia de Víctor Barrios entre los novilleros (Juan del Álamo no viene, a pesar de que, según comenta la empresa, se le hicieron varios ofrecimientos).

En las corridas de toros, hay siete de altísimo nivel (15, 17, 18, 19, 20, 24 y 25), seis muy interesantes (10, 11, 13, 14, 26 y 27) y en las otras siete hay también elementos (toros o toreros) que merecen mucho la pena.

El hecho de que un torero en tan buen momento como Manzanares venga tres tardes es un lujo. Como lo son las dos comparecencias de Morante y Juli (siempre podrían haber sido más, pero Julián, después de lo poco que apreciaron sus gestos el año pasado, bastante hace viniendo dos tardes). También las comparecencias repetidas de Talavante, Cid, Castella o Perera.

En cuanto a ganaderías, está básicamente casi todo lo que hay con cierto interés, destacando la doble presencia de Núñez del Cuvillo. Victoriano del Río está en la Beneficiencia y echo de menos El Pilar. Igual que me gustaría que vinieran Victorino y Adolfo. El primero parece que no viene por decisión propia y el segundo, después de lo del año pasado, es razonable que no quiera repetir experiencia.

Se trata, en fin, de un serial que, adecuadamente combinado con medidas culturales y de promoción de la Fiesta, puede suponer un revulsivo importante.

Habrá que ver que los toros embistan, que tengan hechuras propias para embestir y no sólo para pasar el reconocimiento (para las siete más que para las doce). De ser así, estoy seguro que vamos a disfrutar mucho más que otros años. Desde luego, que veamos menos que el pasado es casi imposible.

Con estos carteles lo que queda en evidencia es una feria del Aniversario tremendamente devaluada (a excepción, obviamente, de un magnífico cartel de Beneficencia). Queda patente que se pueden hacer dos semanas de toros extraordinarias, que si se llega a tres es añadiendo corridas "de interés" y que la cuarta semana el nivel baja.

Dicho lo cual podría analizarse por qué este año se ha hecho así la Feria, qué pretende la empresa (demostrar que hay que bajar el canon porque la gente no va a ir al Aniversario, reivindicarse con una buena Feria para el propio Pliego...). No lo sé y no creo que este sea el momento de entrar en estos debates.

Como tampoco deben criticarse los carteles, desde mi punto de vista, demonizando a las figuras y a las ganaderías que estos eligen. Pretendiendo que se anuncien con ganaderías de otra época con las que es imposible emocionar a través de la estética (aunque sí de la épica, pero es razonable que las figuras prefieran lo primero).

Cada aficionado tiene dentro un potencial "empresario" (sin apostar su dinero, por supuesto), como cada aficionado al fútbol tiene su seleccionador. Siempre habría un cartel que hubiera preferido, alguna ganadería que quitar y otras que añadir, toreros que cambiar de cartel, combinaciones distintas que hacer,... Pero esta Feria es, dentro de lo posible, de lo mejor que uno puede imaginar. Las corridas de toros entre los días 15 y 26 no son comparables con nada que yo recuerde en esta plaza. Y si acaso uno echa de menos algo es algún mano a mano o algún gesto un punto excepcional de algún torero, si bien reconozco que viniendo en general las figuras tantas tardes es difícil pedirles, además, que añadan gestas.

Magníficos carteles, AL FIN, para un San Isidro.

Que el Santo y los toros ayuden al triunfo. Los espadas, estoy seguro, lo intentarán con todas sus fuerzas.

No hay comentarios: