domingo, 21 de marzo de 2010

Valencia (19 y 20 de marzo de 2010) - Apuntes de urgencia

Lo más terrible después de dos días "grandes" en Las Fallas es que, de lo taurino, hay poco que contar. Y en general, por los toros. Alguien debería pensar si no hay modo de hacer una selección que traslade más posibilidad de lucimiento (y tengan en cuenta que no hablo ni de bravura ni de trapío ni de cosas por el estilo). Sólo que "se dejen" y que "transmitan".

El día 19 Ponce cortó una oreja benévola, justita. Con una petición medida y un presidente generoso. Había hecho, al primero de la tarde, una faena agradable y con técnica, mucho más que sentimiento, a su primero. Con el cuarto, pese a su interés, no hubo opción.

Castella en su primero, con una faena interesante, debió cortar una oreja. Petición hubo suficiente. Y con el quinto pudo haber cortado dos orejas por poner la emoción y las ganas que le faltaban al toro. Pero pinchó varias veces y todo quedó en una ovación (importante, pero sólo una ovación).

Manzanares lo intentó, pero poco hubo que hacer...

El 20, Rivera siguió por su fueros, El Fandi demostró que este año viene aún con más ganas y con gran preparación y Rubén Pinar que puede torear más despacio y con más gusto de lo que le habíamos visto, pero que aún le falta mucho por madurar y mucha técnica que adquirir...

La semana próxima trataremos de hacer apuntes más detallados (incluyendo la corrida de mañana, 21), pero de momento creo que es suficiente.