lunes, 15 de marzo de 2010

Arena (el documental)

Me acerqué hace un par de semanas a ver "Arena", el largometraje sobre la Fiesta del director austriaco Günter Schwaiger. Y no me gustó.

He de reconocer el mérito que tiene el que alguien con orígenes y tradiciones tan lejanas a las nuestras admire la tauromaquia e indague en sus claves. He escuchado, además, a Günter defender los toros y es grandioso. Pero el resultado de su película no me convenció.

Probablemente yo buscaba una película más didáctica, o más centrada en el rito. Y, sin embargo, la película mezcla elementos que, para mí, son del todo heterogéneos. Gran parte de su duración, por ejemplo, la centra en los festejos populares. Y refleja la labor de algún novillero que dirige capeas (probablemente, más propiamente, "maletilla") como un camino de afición y esfuerzo.

No es esa, en absoluto, la Fiesta que yo admiro. Es más, creo que ese tipo de festejos no reflejan para nada los valores artísticos y rituales que, en mi opinión, son inherentes (y justifican) la tauromaquia.

Como no es de recibo la insistencia por mostrar a unos padres alentando a un chaval de menos de diez años a ponerse delante de una vaquilla. He defendido que, para mí, las limitaciones de edad para torear no tienen mucho sentido. Pero no las tienen para personajes como El Juli, que tienen que irse a Méjico para desarrollar una profesión que sienten y les gusta. Sí la tienen si de lo que se trata es de limitar la inconsciencia de unos padres que se divierten y proyectan en el niño deseos de lo que nunca llegarán a ser...

La película tiene momentos importantes y algunos hallazgos (como pasajes de la enseñanza en la Escuela de Tauromaquia de Madrid, a la que, en mi opinión, podría haberse sacado mucho más partido; o como la imagen de Morante en la habitación del Hotel poco antes de partir hacia la plaza). Pero no es la película que esperaba, la que quería admirar.

Aún así, mi felicitación a Günter por su valentía y por reflejar, en un libre ejercicio de creación, su visión de la Fiesta. Que puede no coincidir con el mío. Pero que es tremendamente valioso. Más aún partiendo de alguien que ha adquirido la afición como una decisión adulta y libre. Que tiene muchísimo más mérito.

6 comentarios:

José María JURADO dijo...

Los alemanes es que siempre se lían cuando los sacas de Kant.

José María JURADO dijo...

Por cirto, di dónde la pueden ir a ver nuestros amigos y fieles seguidores.

Un abrazo.

alelo dijo...

Para ver Arena hay que ir a Madrid o a Salamanca. En ciudades como la que me vive es imposible.

Si no me crees, que creo que sí:

http://www.arena-film.com/esp/index_esp.htm

L.C. dijo...

Como bien dice Alelo (gracias por el seguimiento), en Madrid se ve en el Pequeño Cine Estudio (calle Magallanes).

Paco Hurtado Muñoz dijo...

en facebook hay una página de partidarios y ponen los sitios donde se proyecta, aparte de otra información

http://www.facebook.com/pages/ARENA-de-Gunter-Schwaiger/356425465866?ref=share

entradas san isidro dijo...

Pues a mi me parece admirable que alguien sin cultura taurina se interese en el tema.