miércoles, 28 de noviembre de 2012

Proposiciones taurinas (IV)


El toreo sólo tiene futuro si es capaz de llegar a un público más amplio. Eso exige que lo que sucede en el ruedo tenga emoción y belleza. Que la existencia de triunfos sea algo probable (no remotamente posible). Y, por supuesto, no hacer caso a aquellos que, alejados de cualquier otra realidad en cielos y tierra, sólo son aficionados a los toros y dedican todo su tiempo a los blogs y a los tweets taurinos: la senda que proponen la mayoría sólo conduce a un desastre inminente. Con perdón.

3 comentarios:

José María JURADO dijo...

Bien dicho: verdad y belleza.

Es arte!!!

franmmartin dijo...

Sr.Sobra la agresión gratuita a los aficionados y a los que dedican su tiempo (gratis total) a defender un concepto de la Fiesta en el que el rey sea el toro,porque sin toro no hay Fiesta que valga,ni de arte ni de legionarios.
Lo que si es verdad es que para que éstos colectivos zaheridos por Vd.lleven la Fiesta a la ruina total, se lo han puesto tirado los defensores de ésta otra fiesta que guste a todo el mundo.
Fuera aparte,el toro precioso de Ronda, ese que sale fotografiado más arriba,ese que no se ve en las Plazas desde los tiempos de Creta,tiene una pata partida,no se sabe si para dársela a cualquier "figurón" en la goyesca,o que para que cuando se desprenda del todo quitar la escultura para que no se engollipen los coletas al verlo.
Gracias por su hospitalidad ,de un aficionado de esos que Vd critica por perder el tiempo intentando defender una Fiesta que agoniza y se muere a chorros, a pesar de tanto arte y tanto toro bonito.

Lorenzo Clemente dijo...

No era mi intención agredir a nadie y creo que opinar que hay ciertos criterios que no deben seguirse no es exactamente una agresión, sino una forma de disentimiento.
Por otro lado, como creo que le resultará evidente, yo también dedico parte de mi tiempo a defender mi concepto de la Fiesta, que creo que por ser distinto al suyo no es menos verdad.
Eso sí, creo que uno es mejor aficionado si además de serlo a los toros lo es a otras artes, y ve cómo estas evolucionan y atraen a público nuevo y de calidad.
Por otro lado, creo que no es exactamente preciso hablar de una fiesta que agoniza después de acontecimientos como los de José Tomás en Nimes o Manzanares en Sevilla. Otra cosa, es que esto debería suceder más a menudo.
En fin, el toro es un elemento esencial de la Fiesta, no el único (lo más importante, como se ha dicho para desazón de muchos, es el toreo). Pero un toro brazo y noble, como se indicaba en el artículo que enlazaba en la entrada anterior