martes, 20 de noviembre de 2012

Proposiciones taurinas (II)


Es bueno que los empresarios (todos los empresarios) ganen dinero. También los taurinos. Pero es sobre todo saludable que los empresarios que más dinero ganen sean aquellos que han derrochado más esfuerzo, más imaginación y que han asumido más riesgos. Aquellos que han creado estructuras, empresas y formas de actuación que les trasciendan, que puedan pervivir en el futuro y se vayan engrandeciendo con el tiempo.

9 comentarios:

José María JURADO dijo...

Ironic mode {lo saludable es que los empresarios que más dinero ganen sean los que más se ajusten a la demanda] mode off.

Ya me entiendes.

L.c dijo...

Uno defiende la economía de mercado, en ausencia de mejores alternativas. Pero no deja de ilusionarse con que le vaya mejor a los que hacen el bien.

José María JURADO dijo...

Luego lo que hay que cambiar es la demanda. Es necesario INTERVENIR.

José María JURADO dijo...

E intervenir BIEN.

Lorenzo Clemente dijo...

El problema, como casi siempre, es quién determina lo que está BIEN. Y, por eso, ante la duda, es casi mejor ahorrarse que alguien intente imponerte su criterio. Sobre todo si además puede utilizar el poder coactivo y el BOE (o sus suplementos regionales).

José María JURADO dijo...

El BIEN es el BIEN, cuando hace falta determinarlo estamos en el terreno del relativismo y ya no es el bien. Todo el mundo sabe lo que está bien y es muy fácil dictaminar qué es el BIEN. El poder coactivo se ejecuta lo mismo desde el BOE que desde las sociedades anónimas. La cuestión no es protegerse del estado, sino protegerse del PODER.

L.C. dijo...

De acuerdo con que hay que protegerse del poder, de cualquier poder. Pero creo que, pese a tu bienintencionada explicación, la realidad es tozuda y demuestra el BIEN no es lo mismo para todo el mundo (e.g. palestinos e israelíes).

José María JURADO dijo...

La realidad no es tozuda, lo tozudo es el MAL. En el caso que indicas el generado por un estado invasor.

José María JURADO dijo...

Me refiero a los USA, claro.