sábado, 15 de noviembre de 2008

Finalista en Las Ventas

Según Hemingway una oreja en Las Ventas era superior al Premio Nobel de Literatura, vista la última década de la Academia Sueca podríamos confirmarnos con "saludos desde el tercio", viene esto a cuenta porque he resultado finalista en el II Premio de Relatos de Las Ventas lo que me hace más ilusión que otros muchos premios literarios en los que ni siquiera se informa si llega uno a estar (o no) entre los diez primeros del escalafón. Agradecido pues al jurado y doblemente agradecido por el hecho (desconocido para mí) de que mi texto se publicó en el programa de mano de fecha tan señalada como el 15 de Agosto, La Verbena de la Paloma y el día más taurino del año. Yo estuve, como de costumbre, en La Maestranza. Otros, más castizos, a lo mejor se quedaron en Vista Alegre:

JULIAN
¿Dónde vas con mantón de Manila?
¿Dónde vas con vestido chiné?
SUSANA
A lucirme y a ver la verbena,
y a meterme en la cama después.
JULIÁN
¿Y por qué no has venido conmigo
cuando tanto te lo supliqué?
SUSANA
Porque voy a gastarme en botica
lo que me has hecho tú padecer.
JULIÁN
¿Y quién es ese chico tan guapo
con quien luego la vais a correr?
SUSANA
Un sujeto que tiene vergüenza,
pundonor y lo que hay que tener.
JULIÁN
¿Y si a mí no me diera la gana
de que fueras del brazo con él?
SUSANA
Pues me iría con él de verbena
y a los toros de Carabanchel. ...


Alternaron este día Serafín Marín, Morenito de Aranda y José Miguel Pérez Joselillo con toros de Gavira.

(SI ALGUIEN ME PUEDE HACER LLEGAR EL PROGRAMA IMPRESO QUEDARÍA MUY AGRADECIDO, contacto: jose.jurado@ono.com)

Esta es la nota de prensa, más abajo el relato finalista, que ya había salido aquí y que es accesible en

http://asp.las-ventas.com/noticias/noticia_detalle.asp?codigo=2086

Cuando los botos dejan de crujir, de Teresa Majeroni, ganador del II Concurso de Relatos Taurodelta5 de noviembre de 2008
El relato presentado por Teresa Majeroni, titulado Cuando los botos dejan de crujir, ha sido declarado ganador del segundo concurso de relatos taurinos de aficionados convocado por Taurodelta en la temporada 2008.
Dicho relato ha sido elegido entre los 182 presentados al concurso. 68 de ellos fueron publicados en el programa de mano durante la temporada. Una selección del resto serán publicados durante los meses de invierno en la web oficial de Las Ventas, http://www.las-ventas.com/.
El relato ganador fue publicado en el programa de mano del Domingo de Resurrección. El premio está dotado de 1.500 €. Se entregará junto al resto de los premios Taurodelta 2008. El jurado encargado de fallar el premio estuvo compuesto por representantes de la empresa Taurodelta y del departamento de Comunicación.
Además del relato ganador, el resto de los finalistas fueron: El niño, de Julio Larruga; El aficionado más fiel, de M. Robledo; Apoteosis de José Tomás, de José María Jurado; Antoñete, de Francisco Callejo; Allí donde siempre era primavera, de Sánchez Rojas; Sentimiento, de Ángel Rivero Peláez; La soledad del torero, de Federica Piazza; Dos hombres y un destino; de Miguel Ángel Sanz y Crúzate, de Luciano Nuevo Sánchez.

APOTEOSIS DE JOSÉ TOMÁS (por J.M. Jurado)

Has abierto las puertas de la Muerte toreando en el vértice del miedo. Y detrás de las puertas había luz, la deslumbrante luz de la pureza. Entrabas y salías de la muerte como el buzo entra y sale del abismo, sumergido en campanas de silencio, en solares silencios espectrales donde el aire vacío se completa con el lance y el trance tan reunidos que suspenden la razón y la despeñan al borde mismo del espanto. Nos hemos vuelto locos: las ménades se arrancan los vestidos y se arañan los rostros suplicantes, los guerreros golpean los escudos y el toro es un enigma reventado, una fuerza bestial hipnotizada por la suave quietud de los telares. Gira y gira la plaza como un astro, vibrante catedral de una liturgia cósmica que a la danza del héroe se ha rendido, funesta y primitiva.

2 comentarios:

Lorenzo Clemente dijo...

Más curioso aún, José María, si tenemos en cuenta que si no recuerdo mal el 15 de agosto de 2007 publicaron mi relato para el anterior concurso.

Cosas de la casualidad. Lo de que nos publiquen el mismo día en años sucesivos; no lo de que resultes finalista, que es un escalón menos de lo que merecerías.

Lo dicho, que hay que ir haciéndose un hueco. Y, si se puede, un butrón.

José María JURADO dijo...

Añado una más, la del relato del año anterior se publicó el 15 de Julio, que es mi cumpleaños.